Reglas del tenis de mesa (ping pong)

El tenis de mesa es un deporte olímpico desde 1988 y es muy popular en Asia, aunque se juega en todo el mundo, desde las polvorientas calles de Etiopía hasta las escuelas públicas de la Inglaterra rural. El juego comenzó en Inglaterra a finales del siglo XIX, primero como un juego de salón postprandial para las clases altas. El sonido de la pelota en los primeros palos le dio el nombre de «ping pong», pero cuando éste se convirtió en una marca comercial en algunos países, el tenis de mesa pronto se convirtió en el nombre más común.

Objetivo del juego

A partir de 2001, el objetivo del juego es anotar 11 puntos (antes eran 21) superando al adversario para golpear la pelota en la red, golpearla fuera de la mesa o perderla por completo. Los partidos se juegan normalmente al mejor de cinco, siete o nueve juegos: es decir, el primero que alcanza 11 puntos en tres, cuatro o cinco juegos respectivamente.

Jugadores y equipamiento

En individual se juega uno contra uno, mientras que en dobles se juega dos contra dos, aunque también es posible jugar dos contra uno en situaciones informales (¡vacaciones familiares, por ejemplo!). Aquí nos centraremos en las reglas de los solteros.

Se necesita muy poco equipo para jugar al tenis de mesa, lo que no es de extrañar si se tiene en cuenta que originalmente era un juego improvisado que se jugaba sobre una mesa utilizando libros tanto para la red como para las raquetas. Oficialmente, se juega con una pelota de tenis de mesa blanca (o a veces naranja) que mide 40 mm de diámetro y pesa 2,7 g; raquetas (el término oficial) que suelen llamarse bates (Reino Unido) o palas (Estados Unidos) y que son rojas por un lado y negras por el otro; y una mesa que mide 2,74 m de largo, 76 cm de alto y 1,52 m de ancho. La mesa suele ser azul o verde y tiene una red de 15,25 cm de ancho que divide su longitud en dos.

Puntuación

Para marcar, hay que forzar al adversario a golpear la pelota fuera de la mesa o en la red, o a jugar un tiro que no pueda golpear. En el saque, tu oponente gana el punto si no realizas un saque válido (un saque que rebota en tu lado de la mesa, luego pasa por encima de la red (si golpea la red es un let y el jugador reserva) y rebota en su lado.

No está permitido volear la pelota, ni obstruirla, mientras que un doble golpe dará lugar a la concesión de un punto al adversario. Ten en cuenta que en el tenis de mesa los bordes de la mesa (las líneas) están dentro, pero el lado no.

Ganar el juego

El ganador del juego es el primero en alcanzar el número de partidas asignado, normalmente tres, cuatro o cinco. Para ganar una partida es necesario llegar a los 11 puntos, aunque si las puntuaciones llegan a ser de 10 a 10 es el primer jugador que lleva dos puntos de ventaja el que gana la partida.

Reglas del Tenis de mesa (Ping Pong)

  • El ping pong se juega en un número determinado de partidas y el primero que llega a 11 puntos gana cada partida.
  • Un lanzamiento de moneda u otra forma de sorteo determina cuál de los jugadores debe sacar primero.
  • Cada jugador de tenis de mesa saca dos veces por turno y los saques deben hacerse con la palma de la mano abierta, la pelota se lanza 15 centímetros y se golpea de manera que rebote en el lado del que saca, pase por encima de la red y luego rebote en el lado del que recibe.
  • Los puntos se deciden como se ha descrito anteriormente y los partidos deben ganarse por dos puntos de diferencia. A los 10-10 cada jugador saca una vez, por turnos, hasta que un jugador establece una ventaja de dos puntos y gana el juego.
  • Después de cada juego, los jugadores rotan tanto el extremo de la mesa desde el que juegan como el que saca y recibe la pelota primero.
  • En el juego decisivo de un partido, los jugadores cambian de lado después de que uno de ellos haya alcanzado cinco puntos.
5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar