Escrito por Tendenzias

La lesión de Cristiano Ronaldo desata las críticas

Las convocatorias internacionales de los jugadores estrella de los equipos es un tema de polémica avivada para los clubes, que no quieren que suceda lo que precisamente le sucedió a Cristiano Ronaldo en el encuentro vital disputado entre Portugal y Hungría.

1255350962_extras_portada_0

Todo este problema tiene muchas lecturas, así que vamos a tratar de sintetizarlas. Primero, la incesante voluntad de los grandes clubes a poner trabas a la hora de “dar” a sus internacionales. Vamos a ver, lo primero que encuentro aquí es una incongruencia de los grandes clubes. ¿No habéis fichado a estos jugadores por un pastón porque son los mejores del mundo? Pues si son los mejores del mundo, sabéis de sobra que sus países van a requerirlos cuando sea oportuno. ¿Es que eso no lo sabéis antes? Claro que sí, pero es más fácil montar la batalla. Los clubes se quejan de que ahora el jugador lesionado seguirá cobrando, y el equipo se habrá gastado mucho dinero para no poder contar con él. Muy bien. No les paguéis tanto. Esto sucede al tratar a los deportistas como dioses. Y que conste que nunca he criticado sus sueldos estratosféricos porque, sin duda, lo generan en una sociedad en la que el deporte mueve mucho dinero.

Un jugador, por regla general, siempre quiere defender los colores de su país. Y, amigos aficionados, cuando llega un torneo internacional, todos queremos ver a los mejores jugadores con nuestro país, ¿no? El otro día leí a un redactor deportivo en MARCA diciendo que ojalá ni Messi ni Cristiano Ronaldo fueran al Mundial, ya que así se centrarían más con sus clubes. Vale, y que tampoco se hubiera clasificado España, así los internacionales españoles estarían más centrados en sus clubes… Hay que leer cada cosa…

Quiero decir con esto que cuando te haces con los servicios de un fuera de serie, te arriesgas a que se te lesione, ya sea con tu club o con su selección, y me parece muy triste que se trate de endemoniar a las federaciones por ello, ya que otros muchos motivos habrá para endemoniarlas. En algunos sitios se habla de que se podían imponer seguros obligatorios de las federaciones que, lógicamente, pagarían todos los ciudadanos del país, lo cual tampoco me parece bien.

Otra cosa es lo que está pasando con el tema Cristiano, que según parece forzó para jugar sin estar completamente recuperado. Si no estaba para jugar, no debería haber jugado, pero tampoco creo que Portugal quisiera lesionar a su jugador, sobre todo teniendo en cuenta que el miércoles les quedaba otro partido.

Supongo que esto será la historia de nunca acabar, pero cuando llegue el verano de 2010 todos querremos ver a los más grandes en los campos de fútbol del Mundial de Sudáfrica.