Escrito por

Historia de los Mundiales de Futbol: sus comienzos

Año 1908. El fútbol es admitido por primera vez en unos Juegos Olímpicos. Sin embargo, tres años antes, Gerin y Hirschmann, miembros de la FIFA idearon un reglamenteo de un torneo en el que participarían 13 equipos distribuidos en 4 grupos distintos. Suiza fue la sede, pero, sin embargo, ningún país quiso acudir a la cita.

 

Olimpiada tras Olimpiada se fue demostrando el enorme tirón que tenía el deporte del fútbol. Londres en 1908, Estocolmo en 1912, Amberes en 1920… Jules Rimet intentó ya en el año 1914 organizar un encuentro mundial de selecciones nacionales dado el enorme protagonismo que estaba adquiriendo el balompié. No obstante, aquel año fue un año caótico, y la Primera Guerra Mundial echó por tierra todas las posibilidades de organizar un campeonato mundial.

La final de las Olimpiadas de París en 1924 la disputaron Uruguay y Suiza ante 50.000 espectadores. La pasión por el fútbol se había desbocado, y Jules Rimet volvió a la carga con el mismo proyecto: la elaboración de un campeonato mundial de fútbol. Corría el año 1926 y de nuevo se lanzó un borrador de campeonato en la que no sólo jugarían amateurs como en las Olimpiadas, sino que lo harían profesionales. De ese modo, el interés se multiplicaba.

En 1928 Uruguay volvió a lazarse con el título de campeón olímpico de fútbol popsibilitando así su designación como sede del Primer Campeonato del Mundo que se celebraría en 1930.  La sede elegida fue la de la mejor selección de fútbol del momento: Uruguay, quien se comprometió a construir un estadio que albergara 108.000 espectadores. Así nació el Estadio Centenario.

Curiosamente, la copa que se obtendría como premio, sería llamada como copa Jules Rimet, en honor a su creador.  Se trataba de una estatua de plata fina y oro puro que pesaba unos 4 kilogramos y medía unos 35 cms.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos