Escrito por

Prisión para los cinco Boixos Nois detenidos por lanzar bengalas en Montjuic

Otra vez, y por desgracia sin ser la última, el fútbol, y en general el deporte, fue escenario de violencia, cuando debería ser todo lo contrario. Al menos tenemos la satisfacción de que los salvajes que lanzaron bengalas pasaran algunas noches en prisión.

f096mh01

Ya no se puede ir a disfrutar de un partido de fútbol con una sonrisa en la cara. Siempre hay gente que trata al deporte como excusa para escapar de sus fustraciones y sacar a relucir su odio hacia el resto de la humanidad. Y cuando pasa eso, la justicia tiene que actuar y prohibir de por vida la entrada a estos personajes a campos deportivos de por vida. Y de paso, a prisión. Lo que no se puede permitir es que se arriesgue la vida de aficionados que van a ver un partido porque unos desalmados con ganas de armar bronca se quieran divertir a costa del sufrimiento de los demás.

Hace unos años un niño murió tras el impacto de una bengala. ¿No aprendemos? ¿Tanto nos odiamos unos a otros por culpa de unas personas a las que les damos igual? Sentir los colores es bueno si es de corazón, con espíritu deportivo. Pero cuando esto se torna en violencia y odio hacia el contrario, la justicia tiene que actuar, y todos tenemos que rechazar estos actos delictivos. El otro día, en otro campo de Primera División, no recuerdo cuál, la policía requisó unos quince bates de béisbol. ¿Por qué acudes a un partido de fútbol con bates de béisbol? ¿Queremos convertir un espectáculo deportivo y, en teoría, noble, en batallas campales?

En fin, ojalá no volviera a pasar, pero todos sabemos que estas cosas se repetirán por los tiempos de los tiempos. Ya ni disfrutar de un partido podemos por culpa de algunos.

Imagen: ElPeriodico

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos