Escrito por

Esto es baloncesto

Hace sólo dos días comentaba en la crónica del partido contra Alemania que era un placer ver jugar a España, pero que en cierto modo también nos faltaba la emoción esa tan típica del baloncesto de sufrir un poco con los resultados. Y es que España estaba arrasando en todos los partidos (salvo aquél que jugó contra Croacia).

 

Pues dicho y hecho. El partido de hoy tuvo lo que se desea para cualquier partido de baloncesto: tensión, buen basket por momentos, y muchos, muchos nervios. Pero al final, y eso era lo importante, España volvió a ganar (a pesar de los árbitros) y jugará la final de este Eurobasket.

El partido parecía que iba por los mismos derroteros de siempre; es decir, Grecia luchaba por mantenerse cerca, pero España sólo tenía que apretar un poco el acelerador para despegarse del conjunto heleno, entre los gritos enfervorizados de la afición española. Al poco del segundo cuarto, España ya vencía de 11 (37-26), de nuevo con Calderón y Gasol demostrando por qué son, hoy por hoy, los mejores jugadores españoles. Parecía imparable España, porque cuando Grecia defendía bien la zona, ahí estaba Calderón para certar con sus triples, y cuando defendían al base, era Pau el que anotaba.

Pero no es Grecia una selección que se achique ante las adversidades. Los griegos siempre serán griegos, indómitos y peleones. Y al descanso llegaron a tan sólo dos puntos de diferencia: 41-39. Salieron en el tercer cuarto lanzados, con ganas de poner en aprietos a España. Poco a poco se lo empezaron a creer, y la zona en defensa de la selección no ayudaba mucho, pues al contrario facilitaba los movimientos de los griegos, y especialmente de Spanoulis, que hizo su mejor partido del Eurobasket, firmando 24 puntos. Parecía que Grecia se crecía y que España se encogía, sorprendidos. Hubo de salir Navarro, y salió con ganas de demostrar que era él el que iba a levantar a España. Y vaya que lo hizo.

Colocó tres triples casi consecutivos y con sus ánimos, levantó al pabellón que parecía irse silenciando. Su habilidad con el balón, sus dotes de mando, su seguridad… todo sirvió para mantenerse el partido vivo. Pero la igualdad se mantuvo hasta practicamente dos minutos del final, cuando España consiguió una mínima renta de 5/6 puntos que supo mantener hasta el final.

Y todo ello, con la displicencia de los árbitros que una y otra vez permitían la dureza espartana de los griegos, y sancionaban a los españoles con personales ridículas, como la que le pitaron a Rudy (técnica) por exagerar un empujón, cuando realmente lo había sido.

Finalmente, y a base de tiros libres, España consiguió mantener la renta de 5 puntos para ganar por 82-77 y plantarse en la final del Eurobasket, que, a saber, será contra Lituania o Rusia.

Anotadores:

Calderón (18) Rudy (2) Jiménez (5) Reyes (2) Pau Gasol (23) Garbajosa (6) Navarro (23) Marc Gasol (-) Mumbrú (-) y Cabezas (3)

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos