Escrito por Tendenzias

EEUU por fin reconoce sus carencias baloncestísticas

Según podemos leer en un artículo de NBA.com, los estadounidenses empiezan a preocuparse más por los torneos internacionales, torneos que siempre ganaban de calle y que la gente en Norteamérica no prestaba atención.

Team USA members Chris Paul (18) speaks with LeBron James during Group D practice for the FIBA World Championship in Sapporo, Japan, August 18, 2006.
***** NORTH AMERICA SALES ONLY ---- NORTH AMERICA SALES ONLY ***** (Newscom TagID: iconphotos698424) [Photo via Newscom]

Bien, los últimos batacazos desde Indianapolis 2002, cuando jugando en casa sólo consiguieron acabar sextos, ha hecho que quien más y quien menos se preocupe y quiera ver a su país en lo más alto del baloncesto internacional, justo en medio de un éxodo de jugadores que pasarán a jugar en Europa dejando EEUU.

John Schuhmann, articulista de NBA.com, afirma que la selección estadounidense es un conglomerado de talentos individuales y que eso basta para ganar la mayoría de los partidos en una competición internacional. Pero el alto nivel al que ha llegado el resto del mundo les hace incapaces de ganar un campeonato si no se dedican a más cosas que a que cada uno juegue por su cuenta.

Y los directivos saben como cambiar esto. Desde los cimientos. ¿Cuál es el cimiento de un equipo? El base, el point guard, el playmaker. En 2002 los bases fueron Andre Miller y Baron Davis. Su récord fue de 6-3. En 2004 fueron Allen Iverson y Stephon Marbury. Su récord fue de 5-3 y acabaron terceros. En 2006, fueron Chris Paul y Kirk Hinrich, pero perdieron ante Grecia en semifinales, en un torneo histórico para el escuadrón español.

Así las cosas, Jerry Colangelo y Kryzewski decidieron poner punto y final a los problemas en la retaguardia y contaron con Chris Paul, Deron Williams, Chauncy Billups y Jason Kidd para entrenar de cara a los Juegos. Jason Kidd es un jugador que tiene un récord de 38-0 en competiciones internacionales y el único jugador que ya ha ganado unos Juegos, Sidney 2000. Deron Williams y Chris Paul, los otros bases que acudirán a Pekín, son los dos mejores bases jóvenes llamados a dominar este puesto en la próxima década.

EEUU coincide, “Chris Paul y Deron Williams no sólo son los bases del presente, son también los bases del futuro del equipo EEUU”.

Imagen: HoopsFantasy

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos