Escrito por Tendenzias

¿Tongo en Uruguay – México?

Es un clásico de los Mundiales. ¿Argentina – Brasil? ¿Brasil – Italia? ¿Italia – Alemania? No… Las suspicacias, los rumores, los “tongos”… En este caso le tocó el turno a Uruguay y México. Primero vamos a hacer un poco de historia. Viajemos imaginariamente a 1982, más precisamente al El Molinón de Gijón para ver el último partido del Grupo B en el que se enfrentan Alemania y Austria. El encuentro se desarrolla con normalidad hasta que a los 25 minutos del primer tiempo, el mediocampista Pierre Littbarski asistió a Hrubesch para que marque el 1 a 0 que deja a ámbos en la siguiente fase de la Copa del Mundo cuya mascota fue el inolvidable “Naranjito”. Seguidamente, los hombres que estaban en el campo de juego se dedicaron a hacer circular el balón sin sentido alguno. Papelón que el propio Hans-Peter Briegel reconoció como tal. Tras ese escándalo la FIFA se ha decidido a que los encuentros definitorios de la primera fase del Mundial se disputen en simultaneo. Aunque en este 2010 se da una situación particular que hace rememorar los fantasmas del nefasto Alemania – Austria que dejó fuera a los de Argelia.

Es que si Uruguay y México empatan, ámbos quedarán clasificados por el Grupo A para los octavos de final de Sudáfrica 2010 y esperarán a los que logren el pase del Grupo B. El técnico de la “Celeste”, el experimentado Oscar Washington Tabárez salió a descartar de plano la posibilidad al decir…

“Es una creación de suspicacias y también una falta de respeto a todos lo que van a participar del juego. Pero hablar es gratis, así que dejémoslo así. Ellos quieren ganar, nosotros, lo mismo, recién este martes se va a saber quién consigue su objetivo”.

La realidad la sabremos una vez finalizado el encuentro…