Escrito por Tendenzias

Si LA Lakers ganan a Sacramento, objetivo cumplido

Otra gran jornada en la NBA con muchas cosas de las que hablar. Esto está que arde por todos lados y cualquier cosa es digna de ser comentada. 

 

LA Lakers está a un paso de ser el primero del Oeste

Tras conseguir el título de la división Pacífico el otro día en su victoria ante New Orleans Hornets (en el que para mí dejaron malas sensaciones al dejarse remontar de semejante modo), LA Lakers ganó anoche a los Spurs en el Staples Center, con el harén de estrellas de testigo, para quedarse a un sólo triunfo para conseguir la ansiada primera plaza del Oeste.

Los Lakers dominaron a San Antonio, fiel reflejo de lo que alumbró el marcador al final, 106-85, quitándoles el sueño de acabar primeros del Oeste. Kobe Bryant (20 puntos y descanso al final), Pau Gasol (14 puntos y 11 rebotes), y Lamar Odom (17 puntos y 14 rebotes) llevaron a los Lakers en volandas. Terminar primeros del Oeste es una meta sólo al alcance de dos equipos: Los Lakers y los Hornets.

Teniendo en cuenta que a los de amarillo sólo les resta un partido y lo juegan en casa contra Sacramento, no es aventurado asegurar que serán los que se enfrenten al octavo clasificado del Oeste (que luego hablaremos de ello). En caso de empate a victorias con New Orleans, los Lakers pasarían como primeros.

¿Sirve de mucho ser primero en este Oeste tan equilibrado? Pues hombre, sí. Teóricamente, los dos primeros del Oeste se van a enfrentar a los dos más débiles que se clasifiquen (el octavo clasificado y Dallas). Débiles sobre el papel, porque recordemos que sólo les separan 6 y 7 victorias en 80 partidos. Prácticamente nada. Pero lo más importante es el factor cancha, que los Lakers mantendrían hasta que llegaran a las Finales, en caso de jugarlas contra Boston. Esto ya son muchas elucubraciones, pero es un modo de explicarlo.

New Orleans es el único equipo que podría quitarle el puesto a los angelinos. Claro que estos también podrían acabar quintos si pierden los dos partidos que les restan y Houston y San Antonio ganan los suyos. Vamos, que la Conferencia Oeste no está decidida ni mucho menos, y no se va a decidir hasta el último momento. Todo lo demás es marear una perdiz que puede caer del lado que se le antoje.

El miércoles saldremos de dudas.

Imagen: Marca.com

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos