Escrito por

Rusia manda a Holanda a su casa

Tercer partido y tercera sorpresa. Esta Eurocopa está siendo una de las cosas más raras que hemos visto en el mundo del fútbol. Ayer, una Rusia entrenada por Guus Hiddink, holandés, secó a una Holanda que fue totalmente distinta a lo que nos tiene acostumbrados.

3-0 a Italia, 4-1 a Francia y 2-0 a Rumanía. Todo pintaba en colores para la ‘Naranja Mecánica’ de Marco Van Basten. Hasta que llegaron las eliminatorias a un partido y se enfrentaban a Rusia. Guus Hiddink conoce muy bien a la selección de su país, y plantó a su equipo de tal modo que secaron a los naranjitos, que no se consiguieron asentar en el terreno de juego en todo el partido.

Los primeros compases del enfrentamiento fueron como todo el mundo se los imaginaba. Ataque puro y duro. Mención especial para el delantero ruso Arshavin, que es una auténtica máquina en el ataque. Suyo fue el pase previo al centro que culminó Pavlyuchenco en el minuto 56 para poner delante a los rusos. 1-0 a favor de una Rusia que jugaba mejor al fútbol que Holanda, que no parecía aquel conjunto demoledor que había endosado siete goles a los campeones y subcampeones del mundo. Perdida como estaba, Semak estuvo a punto de  decidir el partido para Rusia, pero el larguero se interpuso.

En los minutos finales Holanda apeló a la heróica, encontrando su premio en un centro de Sneijder que Van Nistelrooy remató a la red. El tiempo reglamentario concluía con 1-1 en el marcador.

¿Y qué pasó en la prórroga? Pues más de lo mismo. Rusia dominó a una Holanda que estaba irreconocible. Se llegó al descanso de la prórroga con 1-1 en el marcador y los penalties se aproximaban por el horizonte. Pero nunca llegarían, porque un centro de, como no, Arshavin, fue buscado por Torbinsky llegando desde atrás para poner el 1-2 en el marcador. Holanda no parecía capaz siquiera de mandar el partido al área contraria para embotellar a los rusos, y en una jugada de picaresca al más puro estilo Raúl (recordemos la final de la Champions 2002), el héroe del partido, Arshavin, anotó el tercero para los rusos.

Rusia ya espera al vencedor de Italia – España en las semifinales.

Imagen: Marca.com