Escrito por

Ronaldo, sus travestis y su fiesta

La Mirada Gamberra

Hacía mucho que no se escribía nada en espaciodeportes de La Mirada Gamberra”, pero hoy se acabó el vacío. Ronaldo nos ha dado mucho que hablar en los últimos días. Menudo escándalo.

 

Y es que la estrella estrellada brasileña, de baja por romperse la rodilla (el término médico es más… médico, pero con esto nos entendemos; total, este tío siempre está con la rodilla a la bailolé), fue a comisaria a poner una denuncia por extorsión.

Ronaldo había discutido con su novia Bia Anthony y, para quitarse el mal sabor de boca, buscó unas prostitutas. ¡Quién no lo hubiera hecho en su lugar! Hombre, Ronaldo, si acabas de discutir con tu novia, vete a casa, piensa en ello, llámala si ves que estás equivocado… No sé, cualquier cosa menos llamar a unas prostitutas. Pero bueno, esto no es de nuestra incumbencia. Cada uno resuelve sus problemas como buenamente puede.

Y Ronaldo lo quiso resolver solicitando unas cuantas prostitutas para su disfrute personal. En concreto, tres. Yo no sé si tendrá aguante para las tres o no, pero estando de baja no creo que sea muy buena idea. El caso es que en el momento de la verdad, las prostitutas tenían miembros viriles entre las piernas, es decir, eran travestis. Y aquí es donde la cosa se complica sobremanera, porque hay versiones para todos los gustos.

Versión de Ronaldo: al descubrir que las prostitutas eran hombres, Ronaldo no quiso aceptar sus servicios pero se comprometió a pagarles una cantidad por las molestías. Dos de ellos (o ellas) aceptaron pero una tercera, Andreia Albertini, prefirió extorsionarle queriéndole cobrar 20.000 euros. Ronaldo, negándose, fue a comisaria para denunciar al travesti por extorsión.

Versión de Andreia Albertini: según la travesti, Ronaldo le encargó ir a por droga a la favela “Ciudad de Dios” (que os sonará a los cinéfilos), pero volvió sin ella y Ronaldo no quiso pagarla. Ademas, asegura que Ronaldo tuvo relaciones sexuales con dos de las tres travestis y que tampoco quiso pagarlas, por lo que cogieron sus papeles del coche y se negaron a devolvérselos, papeles que usaron como prueba.

14b7d25c0b.jpg

El jefe de policía dijo que podría tratarse de un golpe aprovechándose de la popularidad del jugador (lo pensó él solito).

La novia de Ronaldo le dejó. “Su primera reacción fue insultarme, pero luego me apoyó. Para ella es muy difícil perdonar, todavía no sabemos qué va a pasar”, dijo Ronaldo, que ni él mismo sabe lo que dice. Perdió dinero, la novia y la dignidad.

Después del incidente y del bullicio de la prensa (dos de las travestis dieron una rueda de prensa improvisada), Ronaldo, hundido moralmente, se fue a pasar unos días a la casa de su mamá (ooooh, qué tierno). “No sale de su habitación”, dijeron. Hombre, algo saldrá, digo yo. Ronaldo ha salido hace poco dirigiéndose a los medios diciendo: “No tomo drogas y no soy gay”. Creemos en ti, Ronaldo. Primero, como mucho serás bisexual, porque sabemos que saliste con Michele Domingues que era muy guapa. Y segundo, de las drogas no voy a opinar porque desde la ignorancia es muy fácil incurrir en algún delito. Allá cada uno si cree que Ronaldo no las toma o sí.

Pobre Ronaldo.

Imagen: blogs.periodistadigital

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos