Escrito por

Ronaldinho, o la realidad de quienes saben patear balones

El jugador brasilero reside en una casa en Castelldefels, en Barcelona, pero desde hacía cierto tiempo tenía la idea de comprar una segunda propiedad. Su hermano, y a la vez  representante, Roberto de Assís, buscó una casa para el astro y llevó adelante las negociaciones

La mansión de Sitges, tasada en 10 millones de euros, parecía una excelente elección: vista a la playa, 1.500 metros cuadrados de parque, tres pisos, dos piscinas (una de ellas cubierta), seis habitaciones, cinco cuartos de baño, sauna y gimnasio.

Rápidamente, avisó a Ronaldinho y reservaron la casa realizando un depósito de 200.000 euros.

Pero dado que la situación del jugador en Barcelona comenzó a complicarse, e inclusive circularon rumores de su marcha del club, ambos tomaron la decisión de suspender la operación, perdiendo, claro está, el depósito.

A usted y a mí nos dolería algo perder 200.000 euros, pero parece ser que nuestra realidad es distinta a la de los señores que saben patear balones, como Ronaldinho, que recauda unos 23 millones de euros al año…

Vía: Yahoo