Escrito por

Portero Roma llorando

Es tema de debate. ¿Debe un futbolista jugar lesionado si su equipo le necesita? ¿Puede ser perjudicial que siga en el campo por más que ya se hayan realizado los cambios reglamentarios? ¿Y si ese lesionado es el portero? ¿Debe atajar un hombre “de campo” o dejarle hasta que las lágrimas le mojen su rostro? Esa polémica la provocan estas imágenes que veremos a continuación. Julio Sergio estaba atajando para su AS Roma ante el Brescia por la cuarta fecha del Calcio 2010/2011. Restaban pocos minutos para que cotejo finalice con un triunfo para los brescianos por 2 a 1 cuando salió a detener un avance del delantero Eder fuera de su área. El colegiado le mostró la cartulina amarilla y por el choque sufrió una dolorosa lesión en su tobillo.

Los médicos del equipo fueron a atenderle y le vendaron la zona afectada como nunca se ha visto. No sólo tenía la inflamación que demostró Messi ante el Atlético Madrid tras el golpe de Ujfalusi sino que el vendaje transformaba esa articulación en prácticamente otro balón. El portero brasileño no podía contener lo que estaba padeciendo. Comenzó a llorar ante la atónita mirada de los otros futbolistas que estaban en el campo de juego y de la afición. Fueron cinco minutos en los que el juego se desnaturalizó hasta que el final del encuentro fue también el final de su dolor. La Roma bien podría haber empatado e incluso el Brescia pudo haber hecho más goles. Pero el partido dejó de ser importante tras el hecho. Las preguntas que hacemos es: ¿Debió el colegiado echar al portero ya que el cuerpo médico de su equipo no le cuidaba? ¿El entrenador debió improvisar a un jugador de campo para preservar la integridad física del guardameta? ¿Se debe autorizar una modificación más además de las tres reglamentarias para estos casos particulares? Espero vuestros comentarios….

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos