Escrito por

Playoffs NBA 2008. Atlanta Hawks fuerza el séptimo partido

El equipo que estaba destinado a arrasar en todas las eliminatorias, Boston Celtics, lo está pasando mal para deshacerse de su primer contricante. ¿Os suena la historia?

 

 El año pasado por estas fechas, unos Golden State Warriors que acabaron octavos en su conferencia consiguieron eliminar al gran favorito para el título final, Dallas Mavericks, quienes habían acabado la temporada con regular con la envidiable cifra de 67 victorias.

Este año está pasando algo favorito con Atlanta Hawks y Boston Celtics. 3-3 y un partido definitivo en casa de los que en su día fueron y siempre serán de Red Aucherbach. Antes del partido, Zaza Pachulia, pívot de los Hawks, gritaba a un micrófono: “¡Vamos a ir al séptimo partido!”.

Dicho y hecho. A pesar de que los Celtics han ganado ¡30 partidos! más en la temporada regular que Atlanta, no han conseguido ganar allí y se verán salvados por la ventaja de campo, ya que con ganar todos los partidos en Boston tienen asegurados el pase, el título de conferencia y el título de la NBA. Pero cuidado, que Atlanta puede dar la gran sorpresa en Boston.

¿Se acuerdan cuando hace unos días decía que los videntes de la NBA no colocaron a Detroit – Philadelphia como respuesta a la encuesta de cuál era la serie que tenía más pinta de alcanzar el séptimo partido? Ni qué decir tiene que tampoco tenían puesta la serie Boston – Atlanta.

El Big Three tampoco bastó esta vez. 22 puntos de Garnett, 20 de Allen y 17 de Paul Pierce, y del resto del equipo podemos salvar a Kendrick Perkins que estuvo perfecto en los tiros para anotar 14 puntos y al reserva Leon Powe, que lo poco que tiró lo enchufó. Rajon Rondo tuvo un mal partido y fue el encargado de intentar empatar el partido cuando a falta de 7 segundos iban 100-103. Los Celtics se hicieron un lío monumental y al final Rondo se la tuvo que jugar, fallando.

Las gradas de Atlanta gritaban: “¡Seven, seven, seven!”.

En Atlanta Hawks la puntuación estuvo más repartida. Joe Johnson estuvo muy fallón. Marvin Williams fue el mejor de los Hawks con 18 puntos y 4 rebotes.

Houston y Washington se eliminan

Las otras dos series que podían acabar acabaron. Y sin mucha emoción. Houston fue a Salt Lake City con McGrady en plan estelar (40 puntos y 10 rebotes) aunque sólo él, junto a Luis Scola, mantuvo el tipo ante Utah (y con buenos porcentajes).

Pero el 113-91 final refleja la autoridad con la que los Jazz pasaron por encima de los Rockets. La serie se acaba así con 4-2 (25 puntos para Deron Williams y 19 con 13 rebotes para Mehmet Okur) y los Jazz serán los rivales ahora de Pau Gasol y los Lakers.

En la capital de la nación, Washington, LeBron James machacó a los Wizards, consiguiendo un triple doble (el tercero en playoffs de su carrera) formado por 27 puntos, 13 rebotes y 13 asistencias. “Hemos ganado las series 4-2. Eso habla más alto que lo que pueda decir sobre los aficionados o DeShawn Stevenson”, dijo LeBron James, contestando al alero de los Wizards. El resultado final fue 105-88.

Los Wizards, que recibieron el palo de que Gilbert Arenas no iba a poder seguir ayudándoles esta campaña (temporada para olvidar y borrar del currículum), tuvieron en Antawn Jamison a su mejor hombre, como de costumbre (23 puntos y 15 rebotes).

loadInifniteAdd(44636);

“Quien sabe lo que podríamos haber hecho con un equipo sano”, dijo Antonio Daniels.

Wally Szczerbiack logró su mejor anotación en playoffs con 26 puntos.

Y al final, un recadito de Zydrunas Ilgauskas para el resto de la Liga.

“Nosotros tenemos a LeBron en nuestro equipo. Hay 30 o 29 equipos más (aun no sabe cuantos equipos juegan en la NBA) que no lo tienen. Esa es la gran diferencia”.

Cleveland se enfrentará al ganador de las series entre Boston y Atlanta.