Escrito por

Pepu Hernández podría no dirigir a España en los JJOO

Lo que faltaba. La Federación Española de Baloncesto ha pillado una rabieta tras el anuncio de Pepu Hernández de dejar la selección (para probablemente fichar por Unicaja, como podemos leer en Marca) y ahora se están planteando destituirle antes de los JJOO.

 

A José Luis Sáez no le gustó el modo en el que Pepu Hernández anunció su dimisión y pretende buscarse una venganza inexistente. Ahora amenaza con destituir a Pepu antes de los JJOO, aunque el mismo dice que tiene que pensárselo. Creo que sería de los mayores errores que ha cometido el baloncesto español a lo largo de su historia. Y me parecería muy triste que esto pasara por culpa de un señor disgustado con la decisión de Pepu.

Tal vez no fuera el momento acertado, pero mucho mejor que lo diga el propio seleccionador a que se filtre a la prensa su marcha y llegue un escándalo en plena preparación de los Juegos. ¿Acaso José Luis Sáez duda de la profesionalidad del entrenador? Yo desde luego no. Y menos después de ver la entereza que mantuvo en la final contra Grecia del Mundial 2006 después de conocer el fallecimiento de su padre.

De producirse finalmente la destitución ya no sabría que pensar de los dos estamentos más importantes del deporte español, la RFEF de fútbol y la FEB de baloncesto, porque Villar es otro que con sus decisiones lleva todo al traste. Uno por no echar a Luis Aragonés cuando él mismo faltó a su palabra y el otro por sopesar la destitución de uno de los mejores seleccionadores que hemos tenido porque no le ha gustado el modo que anunció su marcha.

Tal vez quiera que Pepu no se vaya, pero en este país cada uno es libre de hacer lo que le dé la gana. Pepu ha llevado a España a lo más alto y tiene todo el derecho de apearse del barco cuando él quiera o vea más oportuno. Agradezcámosle lo que ha hecho y no le obliguemos a nada.

Si finalmente es destituido, podrá mantener la cabeza bien alta por llegar donde no se podía haber llegado antes.