Escrito por

Pepe León se queja de la sanción impuesta al Betis

El entrenador del Real Betis Balompié, Pepe León, cargó contra Competición por cerrar el Ruíz de Lopera dos partidos y dar por finalizado el encuentro ante el Athletic con 1-2 favorable a los bilbaínos, tras el botellazo que Armando, el meta del Athletic, recibió el pasado fin de semana.

 

El Betis, dice su presidente, se siente discriminado respecto a otros clubes que por situaciones idénticas no fueron sancionados del mismo modo. ¿Cuándo uno de estos clubes va a entonar el mea culpa y aceptar una sanción ejemplar como modo de rechazar la violencia?

No es la primera vez que en el estadio del Betis sucede un altercado como el del otro día. El año pasado, Juande Ramos recibió un botellazo. Un presidente que ame su club, el espíritu deportivo y el juego limpio debería, en mi opinión, aparte de lo que sentenciara Competición, darse a sí mismo una lección ejemplar y a sus aficionados para hacer ver al resto de conjuntos deportivos y, en definitiva, a toda la sociadad mundial que la violencia no lleva a nada. Más aun, quita todo.

Me parece buena la medida que Competición ha adoptado. El fútbol es un deporte, un espectáculo, y está hecho para disfrutar de él.

Por supuesto que comparto el argumento que Pepe León utiliza para justificar su “rajada” contra Competición, pero que antes lo hayan hecho mal no quiere decir que siempre deba ser así. Sentí vergüenza cuando Figo no podía tirar córners en el Nou Camp por culpa de los “aficionados” que le hostigaban y lanzaban objetos, cosa que también ha pasado en el Bernabéu y en todos los campos de fútbol del mundo. Y eso debe acabar. No podemos permitir que estas personas acudan a un estadio para dar rienda suelta a todo su salvajismo interno.

Todos los clubes deberían ser sancionados cuando pasa algo parecido al botellazo que recibió Armando. Ojalá a partir de ahora estas sanciones se impongan más a menudo.

Fair Play, amigos.

Imagen: Marca.com