Escrito por

NBA Playoffs 2008. Los Raptors pierden una magnífica oportunidad

Esta madrugada Toronto Raptors perdió una grandísima oportunidad para poner la eliminatoria 1-1 contra Orlando. Chris Bosh no acertó en el último tiro y se vuelven para Canadá con un 2-0 en contra.

 

De hecho, todos los partidos de esta madrugada han dejado los cruces en 2-0, si bien el único que tuvo emoción hasta el final fue el partido que enfrentaba a los Magic contra los Raptors.

Con 103-104 en el marcador y nueve segundos para el final, Orlando Magic perdió el balón y todo quedaba en manos de Chris Bosh para que decidiera el destino de la suerte. Esto en la NBA va así, la estrella del equipo se va a jugar casi siempre los balones de partido. Y esta vez no estuvo acertado. También hay que decir que era una distancia lejana para él, casi un triple (aunque ya había anotado un triple de dos intentos en el partido), pero a los Raptors no les sonrío la suerte y perdieron.

Por cierto, ¿cuándo van a dejar de lado al rabietas de TJ Ford para sacar a José Calderón más minutos? TJ Ford en los dos partidos no ha hecho nada. En el primero, Calderón tampoco, pero en este segundo estuvo muy acertado de cara al aro (7-11 en tiros de campo con 3-5 en triples). Ford anotó 6 puntos con pésimos porcentajes (1 de 8). El quinteto titular de Toronto Raptors merece una reestructuración completa. Reservas como Delfino lleva haciendo una gran temporada desde que comenzó y Jason Kapono está rindiendo a un buen nivel en estos dos partidos.

San Antonio Spurs va a Phoenix con dos partidos ganados. Esta vez no hubo prórroga. Los Suns se las prometían muy felices al principio del partido (llegaron a ganar de 14 puntos) pero una pájara en el tercer cuarto (11-27 para los Spurs) les llevaron a otra victoria y ahora deben remontar un 2-0. Tim Duncan volvió a demostrar el por qué de sus MVPs y anotó 18 puntos y 17 rebotes. Entre este y Manu Ginobili (29 puntos) y Tony Parker (32) acabaron con los Suns.

 Por Phoenix, Amare Stoudamire anotó 33 puntos, Shaquille O´Neal 19 (con 14 rebotes) y Steve Nash 20 con 10 asistencias. Horrible partido de Leandro Barbosa y de Raja Bell.

Y por último, New Orleans encarrila su cruce al ganar de nuevo a Dallas Mavericks 103-127. Los Mavs nunca tuvieron opciones y se vieron superados por un fenomenal (pero fenomenal de los buenos) Chris Paul, que anotó 37 puntos y repartió 17 asistencias, con 10 de 16 tiros de campo. David West (27 puntos) y Peja Stojakovic (22 puntos) redondearon la faena.