Escrito por Tendenzias

Michael Phelps y Usain Bolt, dos fueras de serie sobrehumanos

En los Juegos Olímpicos uno se da cuenta de que entre los más de 6.000 millones de personas en el mundo hay auténticos elegidos para la gloria física. Michael Phelps y Usain Bolt han demostrado en estos juegos ser dos personas sobrehumanas deportivamente hablando.

1218942288_extras_portadilla_2

El tiburón de Baltimore ya es el mejor deportista de la historia de los Juegos Olímpicos. Superó las 7 medallas de oro de Mark Spitz. Los Juegos de Pekín 2008 se recordarán por las ocho medallas de oro conseguidas por Michael Phelps, amo y señor de la natación con tan sólo 23 años (su entrenador dice que en Londres estará en su apogeo físico, lo cual da miedo). El 4×100 estilos era la última prueba para Michael Phelps y su equipo no le falló. Es más, se batió por enésima vez en estos juegos el récord del mundo (3:29:34).

Todavía hay voces que ponen en duda la victoria conseguida en 100 metros mariposa, pero la electrónica no deja lugar a dudas. Michael Phelps es ganador de ocho medallas de oro en Pekín y 14 a lo larto de su vida olímpica, que comenzó en Sidney hace 8 años, cuando él contaba sólo con 15 primaveras. Un fuera de serie, el atleta con más oros en la historia de los Juegos.

Y luego tenemos a Usain Bolt, el hombre más rápido del planeta. 9.69 segundos tardó en recorrer 100 metros lisos, muy por delante del resto de corredores. El vídeo lo demuestra. Si hubiera seguido forzando la maquinaria hasta la línea de meta hubiera bajado fácilmente de los nueve segundos y medio, pero al verse dos metros por delante del resto de corredores se dejó llevar y disfrutar de la victoria. Es sobrenatural lo que hizo este chico jamaicano de 21 años.