Escrito por

Maradona en Newell’s Old Boys

La historia futbolística de Diego Armando Maradona llega a su penúltimo capítulo, en lo que ha sido calificado por muchos como el ocaso de su carrera, una etapa oscura y que no suma demasiado a su historial, pero que no podemos pasar por alto ya que representa a uno de los pocos clubes en los que nos ha deleitado. Maradona Nuls Luego de la ruptura en las relaciones con la dirigencia del Sevilla, y buscando retornar a Argentina para vivir sus últimos años como futbolista, se abrieron negociaciones para el traspaso al club que lo vio nacer, donde dio sus primeros pasos futbolísticos y comenzó a emocionarnos con su sueño mundialista, Argentinos Juniors. Cuando todo estaba bastante avanzado, un inconveniente con la barra brava del club, que exigían la entrega de 50 mil dólares, además de distintas amenazas provenientes del mismo grupo, decidió fichar por el otro club que había puesto interés en su fútbol, que parecía estar vigente. De esta manera, el 13 de Septiembre de 1993 fue el primer entrenamiento en Newell’s Old Boys, donde el entrenador Jorge Raúl Solari organizó una fiesta de bienvenida en la que asistieron unos 40.000 aficionados, emocionados de ver al ídolo argentino nuevamente en el país, y con los colores de su pasión, marcando un gol ante el Emelec:

Debutó oficialmente con una derrota por 3 a 1 ante Independiente, disputando solamente cuatro encuentros oficiales más, sufriendo un desgarro muscular el 2 de Diciembre de 1993, alejándolo del campo de juego por unas cuantas semanas. A esto se le sumó la ida de Solari como entrenador, reemplazado por Jorge Castelli, con quien tuvo malas relaciones por no permitirle las mismas comodidades que su antecesor, precipitando la ida para el 26 de Enero de 1994, en un último encuentro amistoso ante el Vasco Da Gama.