Escrito por Tendenzias

Los Lakers conquistan San Antonio

Los Angeles Lakers conquistaron anoche San Antonio y ganaron a los Spurs 93-91. Ya van 3-1 en la serie y no muchos equipos han conseguido remontar ese resultado.

He de reconocer que no creía que los Lakers ganaran el tercer partido de la serie. Me equivoqué. Kobe Bryant llevó a los Lakers a la victoria en Texas y ahora tienen las Finales de la NBA a un paso. Pau Gasol está mas cerca de conseguir su sueño.

Kobe Bryant anotó 28 puntos y capturó 10 rebotes. “Es un gran paso para nosotros”. No es para menos. No hay más que asomarse a Nba.com y ver el titular: “Los Lakers ponen a los Spurs contra las cuerdas”.

Duncan y los suyos deben ahora ganar tres partidos consecutivos, cosa poco probable tras ver el estado de Manu Ginobili, que no da una en esta serie (menos hace dos días que anotó 30 puntos y los Spurs ganaron). El argentino personifica el termómetro de San Antonio. Cuando el falla, todo se desmorona. No es algo extraño. Los Spurs necesitan de sus puntos para ganar, puesto que el buen juego de Tim Duncan es prácticamente seguro (anoche, 29 puntos y 17 rebotes para él, que lleva unas series extraordinarias demostrando porque no ha salido del quinteto ideal desde que entró en la NBA). Brent Barry trató de hacer de Manu Ginobili, y casi lo consigué con 23 puntos, pero falló el triple que habría dado la victoria a los Spurs. Fue una jugada compleja, con polémica arbitral debido a una posible falta de Derek Fisher.

“Si yo hubiera sido el árbitro no lo habría pitado”, dijo Gregg Popovich, técnico de los Spurs. Bueno, si tú no lo hubieras pitado, fuera polémica.

Tony Parker aportó también 23 puntos, pero ellos tres fueron los únicos que carburaron en San Antonio. Por parte de los Lakers, Pau Gasol anotó 10 puntos y 10 rebotes y Lamar Odom anotó 16 con 9 rebotes. Peores que San Antonio, pensaréis. Sí, pero el resto de jugadores de los Lakers aportó más que los de San Antonio.

El resultado final, 93-91, estuvo presente en el AT&T Center a falta de 28 segundos para el final y nadie acertó de cara al aro. El próximo partido es dentro de dos días en Los Angeles y todo parece indicar que los Lakers lograrán la victoria, más aun si Manu Ginobili continúa desaparecido. Anoche, sus primeros puntos llegaron al final del tercer cuarto con unos tiros libres.