Escrito por Tendenzias

Los Angeles Lakers jugarán las Finales de la NBA

100-92. Objetivo cumplido. LA Lakers jugará la Final de la NBA contra el ganador de la eliminatoria Boston – Detroit.

 

Y eso que el partido no comenzó nada bien para los Lakers, pues los Spurs, a mediados del segundo cuarto, ganaban de 17 puntos. Se juntó el hambre con las ganas de comer. LA Lakers no atinaba mucho y San Antonio Spurs estaba jugando a un gran nivel en ataque. Tuvieron que ser los reservas de los Lakers (Farmar, Vujacic, Radmanovic, Turiaf y Walton) los que acercaran a los Lakers en el marcador, dejándolos a sólo 6 puntos de diferencia en el descanso.

Y entonces apareció el de siempre: Kobe Bryant. El escolta angelino es, hoy por hoy, el mejor jugador de la Liga (como demuestra su MVP) y si está fino gana un partido anotando tiros imposibles. Anoché anotó 39 puntos, 17 de ellos en el último cuarto, donde se terminó de fraguar la victoria de los Lakers.

“Mi corazón aun está nervioso”, dijo Odom al término del encuentro. “La adrenalina aún me recorre”. Lamar Odom anotó 13 puntos y capturó 8 rebotes. Pero el partido tuvo más nombres propios. Como el de nuestro Pau Gasol. El español anotó 12 puntos y capturó 19 rebotes. Visto que en ataque era muy difícil (casi imposible) sortear a Tim Duncan, se centró en defensa y en repartir juego. El resultado: batir su récord personal de rebotes en playoffs.

Manu Ginobili, el termómetro de los Spurs en estos playoffs, volvió a desaparecer. 9 puntos para el argentino que ha defraudado en estos playoffs. Tim Duncan anotó 19 puntos y 15 rebotes y Tony Parker anotó 23.

Con 3-1 en contra en la eliminatoria, los Spurs nunca han conseguido remontar la serie. Ya van siete veces que les pasa lo mismo. El último equipo que lo consiguió fue Phoenix Suns hace dos años, precisamente contra los Lakers.

Phil Jackson, técnico de los Lakers, ha ganado ya 9 títulos de Conferencia, empatando al mítico Red Aucherbach al frente de la clasificación histórica de la NBA.

Los Lakers ya esperan a su rival para la finalísima de la NBA. Allí no tendrán ventaja de campo, un valor hasta ahora seguro para ellos puesto que han ganado todos los partidos jugados en el Staples Center (llevan 2 meses sin perder allí). Sin embargo, no hay de qué preocuparse, en todas las series han ganado algún partido fuera.