Escrito por

Las tácticas y estrategias del juego del Real Madrid

El Real Madrid hace tiempo que no tiene un patrón de juego definido. Su inestabilidad en el banquillo, con nueve entrenadores en los últimos seis años, que además respondían a gustos futbolísticos muy dispares, lo ha impedido. Técnicos como Queiroz, Camacho, Luxemburgo, Capello o Schuster son totalmente distintos, cuando no opuestos en sus formas de entender este deporte.

pellegrini-manuel

Para esta campaña confiaron en Manuel Pellegrini. Pusieron a su disposición en elenco de estrellas al que todavía no ha conseguido sacar todo el jugo que pueden dar, por lo que las críticas, algunas de ellas feroces, no han tardado en aparecer. Pellegrini intenta implantar un estilo de juego basado en la posesión de la pelota y el juego combinativo. Normalmente juega con una defensa de cuatro hombres (Sergio Ramos, Pepe, Albiol y Marcelo o Arbeloa) con los laterales encargados de aprovechar las bandas en ataque; un centro del campo con un doble pivote de contención que se prodiga poco en ataque (Lass Diarrá y Xabi Alonso); dos medias puntas que tienden a meterse hacia el centro para dejar libres los carriles a los laterales (Cristiano Ronaldo y Kaká) y dos delanteros con mucha movilidad encargados de abrir las defensas rivales (Higuaín y Benzemá).

Este estilo de juego le ha valido en Villarreal. Ahora en el Real Madrid lo tiene más complicado. Este equipo está acostumbrado a jugar a arreones, por oleadas sin preocuparse excesivamente por practicar un juego de combinación. Muchas veces sus grandes figuras son las encargadas de romper los partidos en jugadas individuales sin que el juego de equipo brille especialmente. Tampoco antes, ni ahora con Pellegrini, se caracteriza el Real Madrid por presionar al rival cuando tiene el balón, se limitan a esperarlo en su campo para allí forzar una pérdida de balón que les permita montar un mortífero contraataque con sus habilidosos y rápidos jugadores.

Imagen: El Mostrador