Escrito por

José Calderón se despide de la temporada: Los Raptors caen eliminados

Bueno, pues ya tenemos los primeros clasificados para semifinales de Conferencia. Como era evidente, ninguna sorpresa en este cruce. Quien tenía que ganar ha ganado, e ídem para quien tenía que perder. Mal que nos pese, la suerte estaba echada desde hace mucho.

 

Los problemas internos de los Raptors han cortado de raíz el intento de sueño del aficionado más optimista del equipo canadiense, que a principio de temporada soñaba con un gran resultado merced a la buena campaña pasada y al gran arranque y mitad de esta, y se ha dado con un portón de frente al ver cómo en los últimos meses todo el trabajo se esfumaba sin premio.

Lo mejor que podemos sacar de la temporada de los Raptors tiene nombre y apellidos: José Manuel Calderón. El extremeño, como dijimos a mediados de temporada, ha vivido su mejor campaña desde que llegó a la NBA, en concreto cuando TJ Ford cayó lesionado en el “encontronazo” con Al Horford. En esos partidos que disputó de titular cuajó magníficas actuaciones, coincidiendo con el mejor estado de forma de todo el equipo. Se convirtió en un jugador abonado a las 10 asistencias por partido de un modo tal que llegó a situarse cuarto en la clasificación de asistencias sólo superado por Steve Nash, Deron Williams y Chris Paul, jugando estos muchos más minutos a lo largo de la campaña. Finalmente fue rebasado también por Jason Kidd.

Tan buenas actuaciones promedió que sonó con fuerza para el AllStar de New Orleans, partido que finalmente no disputó. Gilbert Arenas le brindó unas palabras inapropiadas en su blog respecto a si debería ir o no. A Gilbert no le parecía razonable que el dato de que Calderón repartiera 5.38 asistencias por cada pérdida de balón (liderando la Liga a años luz del resto de bases) fuera una razón para llevarle al AllStar, basándose en que cualquier jugador suplente hace eso.

Después de la vuelta a las canchas de TJ Ford todo se torció. El polémico base no aguantó mucho la suplencia y todo desembocó en problemas internos que el equipo atajo haciendo un pacto con Calderón que oficiosamente se resumía en “tú aceptas la suplencia para que TJ juegue de titular y a cambio este año te ofrecemos un contrato suculento”. Calderón aceptó a sabiendas de que volviendo al banquillo iba a sufrir un receso en cuanto a sus posiblidades de firmar un buen contrato con algún otro equipo. ¿Qué pasará este verano? Cuando salgamos de dudas os lo haremos saber. Hay que estar atentos al premio al jugador con mayor progresión, que podría recaer en el extremeño.

Y después de los dos peores meses del campeonato, encadenando derrota tras derrota, Toronto Raptors llegó a los playoffs con Orlando Magic como rival. Visto y no visto dije que iba a ser. Visto y no visto fue. El tercer partido de la serie fue un mero espejismo y los Raptors se vuelven a casa casi por la vía rápida.

En cuanto al partido, no tuvo mucha historia, solamente destacar la actuación de Dwight Howard que anotó 21 puntos y recogió otros tantos rebotes, y que con siete jugadores se bastaron para doblegar a Toronto.

El año que viene, más Raptors. Orlando espera rival de la serie Detroit – Philadelphia (2-2).