Escrito por Tendenzias

Ion Tiriac, el genio detrás de los genios

En el mundo de los deportes, un entrenador tiene muchísima importancia no solo en la formación de un potente estado físico, sino también en todo lo que respecta a la carrera profesional.

En esta ocasión, traemos el ejemplo del polifacético Ion Tiriac, un hombre de negocios en el mundo del tenis, pero también una eminencia a la hora de encontrar y formar a los mejores jugadores del mundo y de la historia.

Si bien su carrera tenística no es recordada hoy día entre los más recordados historiales, no solo ha sido número 8 del múndo sino que además supo llevar a su país a varias finales de la Copa Davis, compartiendo grandes momentos junto al fenomenal Illie Nastase.

Tras su retiro de los courts, ha sido el entrenador del jugador argentino Guillermo Vilas, llevándolo rápidamente a la elite del deporte y acompañándolo hasta alcanzar el título de Roland Garros 1977.

Dedicado a los negocios, y siendo el padre de 33 hijos reconocidos y 30 no reconocidos (a quienes, según manifestó, repartirá su fortuna en partes iguales) su gran salto comenzó a darlo mientras daba unas vueltas en su Rolls Royce.

Fue allí cuando se encontró con un joven Boris Becker, que a la edad de 15 años fue contratado por Tiriac para conventirse en lo que más tarde fue uno de los mejores tenistas de la historia.

Según Guillermo Vilas, el rumano Ion Tiriac es “un hombre que no solo se preocupa del juego, sino de todos los detalles que rodean al jugador” y lo ha demostrado a la perfección.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos