Escrito por Tendenzias

Hockey subacuático: el dilema de golear y respirar

Seguimos fisgoneando sobre los deportes raros que se juegan en el mundo: ya hablamos del Hashing y ahora le toca el turno al Hockey bajo el agua o subacuático.

El Hockey bajo el agua nació en Australia hace 45 años -aunque algunos también dicen que comenzó en Gran Bretaña en 1954– y se practica en piletas o piscinas que no excedan los 3 metros de profundidad, aunque tampoco deben ser menores de 1,80 metros.

Cada equipo tiene diez jugadores, seis de ellos titulares: tres defensores y tres atacantes están sumergidos, en tanto cuatro suplentes esperan para reemplazarlos. El equipo deberá marcar un gol lanzando en el arco contrario un disco de plomo y envuelto en caucho que pesa 1,3 kilos.

Los valientes jugadores usan gafas o antiparras y deben tener un tubo para respirar cuando se aproximan a la superficie. Los palos del hockey bajo el agua son más pequeños que los del hockey tradicional y se trata de un stick de madera de 30 centímetros.

También los players usan aletas para acelerar rápido. El partido se divide en dos tiempos de 15 minutos cada uno, más un descanso de 3 minutos. Y hay tres árbitros, dos en el agua y uno en el borde de la piscina, que es el principal.

En sus comienzos se lo llamó Octopush y en la actualidad muchos países tienen su selección y se juegan campeonatos internacionales. Más información, en www.i-natacion.com.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos