Escrito por Tendenzias

Historias negras del fútbol: Eric Cantoná vs Crystal Palace

En esta nueva sección que traeremos cada día Martes, nos toca repasar aquellos momentos que son recordados en el fútbol no por ser bonitos, ni por representar un buen regate o una definición emocionante, sino por marcar negativamente la historia del deporte. Eric Cantona En esta ocasión, la historia negra del fútbol tiene como protagonista a un jugador bastante polémico, que protagonizó varios escándalos y desconciertos hasta el momento de su retiro de los estadios. Es que Eric Cantoná fue tan misterioso, como buen futbolista, retirándose en el momento de su auge, y dejando atrás una serie de escándalos que perdurarán por siempre.

Corría el año 1995, un Manchester United que comenzaba a deleitarnos con las leyendas de hoy día, provenientes de su cantera: Gary Neville, Phil Neville, Paul Scholes y el flamante David Beckham. El 25 de Enero debían enfrentarse al equipo sureño Crystal Palace, actualmente militando en la segunda divisón de la Premier League, que había ascendido tras ganar la temporada 1993-1994 de la división inferior. Minuto 48, una pelota que cruzó el mediocampo y una durísima entrada de Eric Cantoná sobre Richard Shaw que devino en una expulsión directa. Se retiraba bastante enfurecido el futbolista francés, cuando Matthew Simmons, un aficionado del Crystal Palace, comenzó a insultarlo hasta que la reacción se hizo presente. Un Eric Cantoná completamente enfurecido lanzó una patada de kung fu al pecho de Simmons, lo que le valieron 120 horas de servicios comunitarios (originalmente correspondían 2 semanas de prisión), una suspensión de nueve meses en la actividad futbolística y una disculpa pública que quedará por la eternidad: “Pido perdón a todos: al Manchester United, a mis compañeros de equipo, a los fans, a la federación… y también quiero disculparme con la prostituta que compartió mi cama la tarde pasada” Esta declaración, tan emblemática como la vida del jugador galo, valió por una nueva sanción económica, una suspensión del Manchester United de cuatro meses y dos semanas sin sueldo.

Ediciones anteriores: Johann Cruyff y su lucha contra el tabaco

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos