Escrito por Tendenzias

Brasil 1950, la fase final

Brasil 1950: el Mundial de Maracaná, el estadio que durante muchos años ha sido el más grande del mundo. Precisamente para ese Mundial se comenzó a construir el 8 de agosto de 1948, y tras veintidós meses, se inauguró justo un día antes del comienzo del Mundial. Capacidad para 183.000 personas (aunque en la final hubo 203.000) y bautizado con el nombre de Jornalista Mario Filho, en honor al cronista deportivo que tanto luchó por su construcción. Sin embargo, y aunque ese es su nombre real, el estadio siempre se ha conocido como el de Maracaná al estar situado en el barrio de Maracaná de Río de Janeiro.

 Maracana finalizadoMaracaná en la actualidad

Maracaná: construcción, finalizado y en la actualidad

Y así empezó la fase final, con las esperanzas puestas en Brasil, a quien se veía claramente campeona, pese a que los ingleses se veían tan netamente superiores. Sin embargo, la presencia de sólo 13 selecciones hizo que hubiera de cambiarse el sistema de juego de modo que se crearon 4 grupos: el A y el B con 4 selecciones, el C con 3, y el D con 2. Obviamente, el gran beneficiado fue el cabeza de serie del grupo D que sólo hubo de disputar un partido y ante una muy débil selección. La lotería le tocó a Uruguay que vención en ese grupo por 8-0 a Bolivia y pasó directamente a la final de 4 equipos que la componían los ganadores de cada uno de los grupos.

Inglaterra fue la gran sorpresa del Mundial. Es cierto que lo ingleses venían hinchados de orgullo, y que no eran tan fuertes como se creían, pero tampoco para hacer el papel que hicieron. Pero les perdió ese mismo orgullo. Jugaron el primer partido ante Chile, a la que derrotaron sin problemas por 2-0, y les tocó el siguiente partido ante Estados Unidos, una de las más débiles de todo el Mundial, que ya en la fase preliminar había sido derrotada por México por 6-0. Los ingleses se tomaron el dia anterior al partido libre, pensando que vencerían sin problemas, pero la sorpresa fue que los americanos marcaron y los ingleses ya no pudieron remontar el partido. Finalmente perdieron ante Estados Unidos por 1-0. En el tercer partido, el definitivo, les tocó jugar contra España. Fue aquel mítico partido en el que Zarra marcó ese gol que tantas veces hemos visto en fotografías. España derrotó a Inglaterra 1-0 y la “gran” selección inglesa se tuvo que marchar a casa.

 Gol de Zarra

gol de Zarra

En los otros dos grupos, Suecia se había desecho de los actuales campeones, Italia, mientras que en el grupo A, Brasil tuvo más problemas de los que se esperaba, ya que se la tuvo que jugar en el último partido del grupo ante Yugoslavia. Un empate hubiera clasificado a la selección balcánica, pero una triste casualidad dio al traste con las posibilidades yugoslavas. Justo al salir al terreno de juego, con los dos equipos en filas en el túnel de vestuario, ambos enfocaron la salida hacia el césped. Al capitan yugoslavo se le olvidó agachar la cabeza, con tan mala suerte que se golpeó la frente contra el marco de la puerta de salida, y se hizo un brecha. el partido hubo de omenzar sin él, lesionado, y por esa época no se permitían aún los cambios, por lo que Yugoslavia empezó jugando con 10, Cuando el capitán yugoslavo volvió cosido y vendado al terreno de juego, Brasil ya había conseguido adelantarse en el marcador, y supon mantener la diferencia.

Así, la final la disputaron Brasil, España, Uruguay y Suecia.