Escrito por Tendenzias

Gran premio de Turquía, Estambul arderá

El Mundial de Fórmula 1 afronta este fin de semana en Estambul la primera de las tres pruebas europeas que se disputarán en menos de un mes y que pueden decidir muchas cosas. Sólo quedan seis carreras y la diferencia de puntos entre Hamilton y Alonso es de siete, mientras que los dos pilotos de Ferrari, Raikkonen y Massa, están a 20 y 21 puntos, respectivamente.

El ambiente en el equipo McLaren será uno de los atractivos de este fin de semana. Hoy jueves habrá una reunión para analizar la situación creada tras la carrera de Hungría, cuyos acontecimientos aún no han sido puestos sobre la mesa con todos los implicados (Alonso, Hamilton y Ron Dennis). El máximo responsable deportivo de Mercedes ha sido el causante de esta situación en McLaren.

Dennis ha declarado en numerosas ocasiones que Alonso le había manifestado su deseo de cumplir el contrato con el equipo, que es de tres años, y que el asturiano no se negó nunca a acudir al barco de uno de los socios de la escudería, el suizo de origen saudí Manssur Ojeh, ya que no había ninguna reunión prevista durante las vacaciones, sino que se verían las caras en Estambul hoy jueves. Lo cierto es que Hamilton ha hecho una nueva maniobra intimando con la hija de Ojeh, afianzándose aún más en su posición de líder del equipo, mientras encabeza la clasificación del Mundial.

Alonso cumplirá 100 carreras
en Estambul, y aunque la escudería no ha anunciado ninguna acción especial para el piloto asturiano, es de esperar que hagan algo para celebrar con él esta cifra. Si no es así, demostrarán de nuevo que pasan del doble campeón mundial.

Hamilton realizó el año pasado una de las mejores carreras de su vida en este circuito cuando militaba en la GP2, de ahí que el piloto de color salga como uno de los favoritos en la lucha por la victoria. Massa ganó la carrera por delante de Alonso y Schumacher, y es de prever que en este circuito, como en los dos siguientes, Spa y Monza, los Ferrari mejoren su rendimiento y sean más competitivos.

Celebrado por primera vez en 2005, el Gran Premio de Turquía ha tenido a Alonso en el podio los dos años que se ha celebrado. En ambas ocasiones acabó en segunda posición cuando otros pilotos tuvieron problemas. En 2005 Juan Pablo Montoya, cuyo McLaren se salió de pista en la curva 8 en la vuelta 57, permitió pasar a Alonso. En 2006, el español mantuvo a raya al Ferrari de Michael Schumacher en una emocionante batalla que recordaba su duelo en Imola del año anterior.

El de Estambul es un circuito que gusta tanto a pilotos como a ingenieros por un complicado trazado que combina curvas lentas, largas rectas, cambios de rasante y la curva 8, una de las más difíciles de toda la temporada. El Istanbul Park consta de una recta muy larga que hace que la velocidad punta sea un factor determinante para conseguir buenos reglajes de carrera. Por norma, los equipos llevarían más carga aerodinámica de lo necesario para ganar tiempo en las curvas rápidas y medias, pero la larga recta después de la curva 10 lo eleva a una carga baja-media para conseguir velocidades punta competitivas y permitir a los pilotos adelantar o defender su posición frente a sus rivales.

El circuito es el más nuevo del calendario y está en buenas condiciones. La superficie suele ser lisa y los pianos no son especialmente agresivos. Eso permite a los ingenieros usar unos reglajes de suspensión relativamente rígidos y una menor altura para optimizar el rendimiento aerodinámico. La única excepción es la curva 8, en la que varios baches pueden afectar al coche y causar sobreviraje. Los requisitos de frenada del circuito no son especialmente duros, pero la zona de frenada al entrar en la curva 12 es muy importante, ya que es la mejor oportunidad de adelantamiento. Los pilotos deben poder atacar esta frenada con confianza, ya que entrar muy pasados podría costarles mucho tiempo.