Escrito por Tendenzias

Final de los 100 metros lisos

Campeonatos del Mundo de Atletismo de la IAAF en Osaka, Japón y, en el segundo día de competición, una de las pruebas estrella, la final de los 100 metros lisos.

Los máximos favoritos, el plusmarquista mundial, Asafa Powell y el líder de la clasificación de esta temporada, Tyson Gay.

Powell, jamaicano, cuyo record del mundo de 9.77 (una auténtica marcianada, sólo superado por aquel lejano y tramposo crono del canadiense Ben Johnson en las Olimpiadas de Seúl en el 88) ha igualado en tres ocasiones, nunca había ganado nada en un campeonato internacional.

Gay, estadounidense, que consiguió su mejor plusmarca personal este mismo año, con 9.84 y viento en contra en los Trials americanos (las pruebas que determinan qué atletas forman la delegación de Estados Unidos), había logrado la misma marca en cinco ocasiones.

Es curioso cómo una prueba que dura menos de 10 segundos puede suscitar tanta expectación pero, claro, el título de “hombre más rápido del planeta” (aunque sólo sea en Atletismo), provoca un tremendo interés.

La prueba, en contra de lo que suele suceder, no se retrasó debido a las salidas nulas. La primera fue la definitiva y Powell salió como un tiro, cobrando una buena ventaja sobre Gay, que también había salido bastante bien.

El jamaicano comandó la prueba durante los primeros 60 metros pero, a partir de entonces, Gay desarrolló toda su velocidad, adelantándole para, finalmente, hacerse con el ansiado oro mundial, con un magnífico crono de 9.85 a pesar del viento en contra de 0.5 m/s. Powell también fue superado por el bahameño Derrick Atkins (sobrino del plusmarquista mundial), que fue segundo. Al final, el hombre más rápido del planeta sólo pudo ser tercero.