Escrito por Tendenzias

España, campeona de Futbol Sala

Era, como vulgarmente se suele decir, un partido a cara de perro. No era solamente el título europeo de fútbol sala lo que estaba en juego sino el enfrentamiento de más de dos años en este deporte entre españoles e italianos. Sin embargo, al final, España consiguió su objetivo y se proclamó Campeona de Europa al derrotar a Italia por 3 a 1.

 

Corría el año 2005, en la primera fase del Europeo que se jugó en Ostrava cuando Italia y España se vieron las caras por primera vez desde la derrota de la final del Mundial de Taipei en el 2004 cuando España venció a los transalpinos. En aquel partido de Ostrava, a falta de pocos segundos para el final, Italia vencía a España 3-1. En ese momento, el entrenador italiano, Alessandro Nuccorini,  pidió un tiempo muerto que sorprendió a todos, se volvió al público y empezó a hacerle gestos a los españoles mientras se leía en sus labios la palabra “bufones”. En aquel mismo Europeo, en las semifinales, ambas selecciones se clasificaron. En la primera semifinal, Rusia venció a Italia, mientras que en la segunda España hizo lo propio con Ucrania. Al acabar el partido, el seleccionador español se dirigió al italiano y le regaló dos entradas para la final, mientras que le decía que así podría verlos en la final. Como se suele decir, “la venganza la sirven en plato frío“, y España pudo deshacer la afrenta del seleccionador italiano.

Desde entonces una y otra selección no pueden ni verse. Y mire por donde, dos años después vuelven a verse las caras, y en una final de un Europeo. Previsiblemente saltarían las chispas.

Sin embargo, su gran papel en defensa y su efectividad le dieron el triunfo con relativa facilidad a la selección que dirige José Venancio. España 3 Italia 1, un resultado holgado con el que España demostró su superioridad en fútbol sala en Europa. Y es que, desde el principio, tuvieron el partido encarrilado. El dominio en el primer tiempo fue total. Ya en el minuto 10 consiguieron adelantarse, y aunque Italia se estiró un poco, la posesión del balón fue española. Nada más salir en el segundo tiempo, España sentenció. Primero con un gol de Daniel, y cinco minutos más tarde con el tercero obra de Javi Rodríguez.

Con 3-0 en el marcador Italia se lanzó hacia delante, y sólo a través de un gol conseguido por su portero-delantero consiguieron acortar distancias. De ahí al final, sólo fue una presión infructuosa de los italianos y una defensa muy ordenada de los españoles.

Con el pitido final, España consiguió el que es su 4º título europeo, que acumulan a los 2 mundiales que tienen en sus vitrinas.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos