Escrito por Tendenzias

España jugará la final tras vencer a Rusia

24 años después, que se dice pronto, España volverá  a jugar una gran final. La Eurocopa 2008 tiene color rojo, y el último escollo que salvar tiene nombre propio: Alemania.

727961_w3

Esta Rusia no era la misma que conocimos en la primera fase. Pero como si lo fuera. 3-0. Bueno, 0-3, que jugabamos como visitante, con el color amarillo que tan poco le gusta a Luis Aragonés. Y a Villa, que cayó lesionado tras lanzar un libre directo y seguramente se pierda la finalísima.

El partido llegó al descanso con empate a cero y muchas lagunas en ambos equipos. España no mostraba superioridad y todos pensábamos en que esta Rusia era un equipo mucho mejor que el de la liguilla. Para más inri, Villa caía lesionado. Nuestro pichichi (y el del torneo) dejaba de jugar, casi entre lágrimas, y el bueno de Cesc Fabregas salía al campo.

Pero no pasó nada. En la segunda parte vimos como la selección roja (hoy de amarilla) jugaba como tenía que jugar. Todos jugaron bien. Mención especial para un Andrés Iniesta que ha recibido críticas como nadie (también en este blog por mi parte) pero que por fin rindió al nivel que se le esperaba. Suyo fue el pase del primer gol, una pase espléndido que Xavi, listo como él solo, mandó al fondo de las mallas. Gran jugada de los barcelonistas. 0-1 y ya soñabamos con la final.

La segunda mitad fue cosa de otro planeta. Qué gran partido de España. Puede que lo diga desde la subjetividad, pero fue de largo el mejor partido de España desde que comenzó la Eurocopa y, por qué no decirlo, desde hace varios años, probablemente el mejor de la era Luis Aragonés. Y en qué momento.

Fernando Torres no pudo, a pesar de que lo intentó de mil maneras posibles, marcar un gol, pero allá estaban sus compañeros que lo hicieron por él. Dani Güiza, el pichichi de la Liga, y Xabi Alonso entraban por Fernando Torres y Xavi. No le pudo salir mejor a Luis. En el minuto 72 Güiza marcaba a pase de Cesc y poco después Silva, obteniendo el premio que justifica su magnífica, extraordinaria actuación en toda la Eurocopa, marcaba el tercero a pase de nuevo de Cesc, el Cesc que esperábamos. El Cesc que maravilla en Londres.

España ya está en la final. Se lo merece. En el horizonte, Alemania. El domingo a las 20,45 empezará el gran duelo. Y mañana contaremos las reacciones de los protagonistas del partido de hoy.

Imagen: Euro2008