Escrito por Tendenzias

¿Es un hombre? ¿Es una mujer? ¡No, es Caster Semenya!

En menudo embrollo han metido a la mediofondista sudafricana Caster Semenya, vencedora de los 800 metros en los recientes mundiales de atletismo de Berlín con un tiempo de 1:55.45, dos segundos y medio mejor que la segunda clasificada.

e__archivo_photo_10_1_1_20090820_YPO03F1.tif6

Quien no haya escuchado algo de esta mujer es que tiene un problema de actualidad, porque está en todas. Le han dicho de todo menos bonito. Su aspecto rudo y varonil han llegado a que todo el mundo piense que se trata de un hombre y no de una mujer. Está claro que si no hubiera ganado con esa rotundidad nadie hubiera dicho nada, pero el hecho de que muestre la misma superioridad que Usain Bolt hace levantar sospechas.

Sus compañeras de profesión no se han mordido la lengua, como Mayte Martínez, que luchó contra ella en los 800 metros lisos, que dijo que no podría distinguir quién sería el hombre si le ponen delante a Semenya y a diez hombres. Desde su casa, su familia sólo pide que dejen a la atleta de 18 años vivir en paz, y la joven sudafricana ya ha estallado y ha preguntado a periodistas si tiene que enseñar sus partes íntimas para que la crean.

Con todo este revuelo, Caster Semenya tuvo que ir a hacerse unos análisis que confirmarán su feminidad, y los resultados fueron que tenía el triple de testosterona que una mujer. Eso sí, para ser un hombre, debería tener algo así como diez veces más de la que tiene actualmente.

¿Serán sus prácticas de entrenamiento lo que han hecho de Caster Semenya más hombre que Marichalar?

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos