Escrito por Tendenzias

El sorteo de la Vaca y su Caca

Los aficionados rugen en las gradas. Los nervios están a flor de piel, atentos a la jugada maestra, al momento preciso que les dé el triunfo. La protagonista se acerca al punto de penalty, se detiene, se hace el silencio en el campo, algunos se levantan nerviosos de sus asientos, pero huyyyy… no, no ha llegado aún el momento. De nuevo, se mueve, avanza por la banda, se acerca al punto central, y entonces sí, el griterío ensordecedor del público clama el momento. Sólo han tenido que pasar 7 minutos para que la “Rubia” levante el rabo y deposite su boñiga en el centro del campo.

 

No, no os riáis porque así ocurrió. Las ideas para recaudar fondos son cada vez más originales, y el Amoeiro, un club gallego de segunda reginal necesitaba urgentemente dinero para seguir adelante, así que alguien tuvo la genial idea de organizar el sorteo “Caca de la Vaca“. La parcela de su campo de fútbol fue dividida en 6.000 parcelas de 1 metro cada una que fueron vendidas por internet al precio de 10 euros la participación. Cada parcela llevaba su propio número de registro. Pero lo más original fue el sistema en que se elegiría la parcela ganadora. Y para ello se contaría con una jugadora de lujo: la Rubia, una vaca del pueblo a la que se soltó en medio del campo. El punto donde la vaca soltara su boñiga sería la parcela ganadora del premio: un coche Seat León. Las tres parcelitas de alrededor que también recibieron una mínima parte de aquella suculenta caca también tuvieron su premio: una moto, un viaje a Canarias para dos personas y una televisión de plasma.

Y así fue como ayer domingo por la mañana el agraciado consiguió un coche gracias a la Caca de la Vaca. Para que luego no digan que la mierda (con perdón) no trae suerte…

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos