Escrito por Tendenzias

¿El séptimo para Williams o el segundo Open de Australia para Kerber?

Serena Williams era una ganadora recurrente del Open de Australia, hasta que llegó la alemana Angelique Kerber y le aguó parte de la fiesta. De hecho, esta última es la vigente campeona del Open de Australia y actual número uno del mundo, aunque sólo Williams puede jactarse de haber ganado este Grand Slam en seis ocasiones.

LG Australian Open Angelique Kerber books a place in 3R-1453373415

La primera vez que la estadounidense lo ganó fue en 2003 y la última, en 2015. Sin embargo, eso no resta ni un ápice la bravura de sus adversarias que como Garbine Muguruza se empeñan en llegar hasta el final, aunque hasta la fecha no ha pasado nunca de octavos.

Muguruza se ha quedado sola defendiendo el pabellón español en la competición femenina, pero su debut ha dejado un buen sabor de boca a la jugadora, aunque es cierto que volvieron las molestias en su muslo derecho.

Una victoria es una victoria“, declaró la jugadora a Eurosport al término del partido. Muguruza sí que reconoció cierta preocupación ante el regreso de las molestias físicas que ya padeció en Brisbane a principios de mes y que la obligaron a retirarse a pesar de encontrarse en semifinales. La hispano venezolana parte como favorita en las apuestas en el partido que disputará ante Anastasija Sevastova, mientras que las apuestas generales la sitúan como cuarta para ganar el primer Grand Slam del año. No obstante, no hay que olvidar que a la jugadora no se le presenta un cuadro de partidos fácil, sino más bien todo lo contrario. De hecho, podría cruzarse en cuartos de final con la temible Kerber.

serena-williams

Como favorita de todas las apuestas en general repite la estadounidense Serena Williams. De todos modos, la alemana viene con ganas de asaltar lo más alto del podio por segunda vez consecutiva. Ésta última tan solo ha disputado un partido en Melbourne ante su compatriota y número 89 en el ránking de la WTA Carina Witthoef. Eso sí, el partido estuvo reñido y Kerber tuvo que esmerarse en su juego. Al final, por cierto, el público le regaló un ‘cumpleaños feliz’ ya que la jugadora cumplía 28 años.

Ahora a Kerber la aguarda la checa Kristyna Pliskova. Las apuestas no la colocan como ganadora del encuentro y adjudican el triunfo a la alemana. Por cierto, fue la hermana de Pliskova, Karolina, la que apeó de la competición a la española Sara Sorribes. No sabemos si ésta, que ahora mismo se encuentra en el apogeo de su tenis, le habrá dado ciertos consejos para vencer a la actual número uno.