Escrito por Tendenzias

El Premio Principe de Asturias, una farsa para el deporte

Rafa Nadal ha pedido el premio Principe de Asturias para el grandísimo Roger Federer, petición a la que se han sumado, entre otros, Fernando Alonso y Michael Schumacher, ganadores del galardón en el año 2005 y 2007. ¿Acaso no ha tenido tiempo la institución de galardonar a Roger Federer durante sus más de 4 años de reinado ininterrumpido en la ATP?

001_small

Y es que el premio Principe de Asturias se ha convertido en una farsa en el que se galardona a quien quiere. Podemos poner como ejemplo a los ya citados pilotos de Fórmula 1. ¿A quién se le ocurre que le den el premio antes a Fernando Alonso (cuando todavía no había ganado un mundial) que a Michael Schumacher, que ya había ganado seis o siete? Es más, en el año 2006 el premio fue a recaer en la selección española de baloncesto, flamante ganadora del Mundial. Pero, si le damos un premio a una selección por ganar el Mundial, se lo tendremos que dar a las siguientes que lo ganen, ¿no?

¿Por qué le dieron el premio Principe de Asturias a la selección brasileña de fútbol en el año 2002 y no a Italia en el año 2006? Este premio se ha convertido en un escaparate solamente para el deporte español, pues de los 22 deportistas premiados, 10 de ellos son españoles (el 45%). Y, además, hay deportistas españoles de la talla de Angel Nieto (ganador de 12+1 campeonatos del mundo) que aún no han recibido el galardón.

Eso sí, también hay aciertos muy notables, como el ya mencionado Michael Schumacher, Steffi Graf, Arantxa Sánchez Vicario o Lance Armstrong.

Imagen | FormulaF1