Escrito por Tendenzias

El derby duró lo que quiso el “Madrid”

Atlético y Real Madrid ofrecieron el pasado Domingo 45 minutos de emoción en el estadio Vicente Calderón.

El Atlético salió al césped muy motivado, y gozó de muchas ocasiones durante el primer tiempo, incluyendo varios disparos a la madera. Pero cuando el balón quiso entrar, Casillas lo evitó… ¡qué novedad!

No obstante, el “Madrid” creó una ocasión y media de claridad, y esto bastó para hacer dos goles, que hundieron absolutamente al rival. Raúl, sin tiempo para acomodarnos, hizo el primero. El asedio posterior de los colchoneros, se tornó inservible cuando Van Nistelrooy cazó uno de esos balones sin peligro aparente, para hacer el segundo gol al filo del descanso. La segunda parte fue un puro trámite, donde reinó el aburrimiento, a pesar de los leves chispazos de Agüero, el mejor de los “rojiblancos”.

Desgraciada y curiosamente, Pepe y Simao, que promocionaron juntos el choque durante la semana, mediante una comida, salieron del choque lesionados.

Lejos de apasionantes encuentros, como aquella final de copa, con Futre dando la victoria a los “Atléticos”, los “merengues” volvieron a ganar una vez más a los de Aguirre, y nunca pareció que pudiese ocurrir lo contrario.

Y es que los derbys entre estos dos clubes, han perdido la emoción de antaño. Ahora, los favoritos son casi siempre los “blancos”, antes, el favorito era el espectáculo.

Nos encaminamos al parecer a un tipo de fútbol en el que más que nunca, importa la efectividad ofensiva, compensada con una defensa de mentalidad italiana.

No podemos olvidar qué selección ganó el último mundial, y sin embargo, ¿fue acaso la que ofreció un fútbol mejor?