Escrito por

EE.UU. y Argentina, al basket olímpico

La semana pasada realizábamos un resumen sobre la primera fase del FIBA Americas Championship, el torneo preolímpico de baloncesto. La tendencia del campeonato ya era evidente: el Dream Team de los Estados Unidos y el seleccionado argentino eran los mejores equipos y ambos se encaminaban hacia las dos plazas olímpicas

Lebron James

Pues bien, a dos días de haber concluido el evento, tenemos a los EE.UU. y Argentina con pasaje asegurado a Pekín, mientras que Puerto Rico, Brasil y Canadá irán a la repesca mundial.
 
Estados Unidos consiguió el título sin oposición y en forma indiscutible. Arrolló a todos sus rivales, incluyendo a Argentina en la final. El partido más “parejo” fue el primero ante el seleccionado argentino, el único donde no superó los 100 puntos y donde perdió un cuarto. Los NBA demostraron que siguen un escalón por sobre el resto, pero cuidado, no son invencibles. Carmelo Anthony (21,2 puntos, 58% en triples) y Kobe Bryant (15.3 puntos, 60,7% en dobles) fueron sus principales figuras, mientras que Lebron James apareció en la final con 31 puntos y 8 triples.
 
Argentina, por su parte, demostró que está en la elite del baloncesto mundial. Con un equipo alternativo, sin sus principales figuras, logró la plaza olímpica y sólo fue derrotada por los EE.UU. Brasil en dos ocasiones, Puerto Rico, Canadá y el resto de las potencias americanas sucumbieron ante el poder argentino. Luis Scola fue el MVP del torneo y líder indiscutible del equipo. Promedió 19,5 puntos (56,2% en dobles) y 7,5 rebotes. De todas formas, destacar a un solo jugador argentino es injusto, ya que la característica del seleccionado es el juego en equipo. Prigioni, Román González, Delfino, Quinteros… cada uno cumplió con su rol y fue importante en la conquista.

Luis Scola

Del resto de los participantes, la gran decepción fue Brasil. Figuras como Leandrinho, Nené y Tiago no fueron suficientes. Perdió con EE.UU., dos veces contra Puerto Rico y dos veces contra Argentina. Nunca encontró un buen juego más allá de sus individualidades, lo que sin dudas fue una falla de su entrenador (Lula Ferreira).
 
Puerto Rico consiguió recuperarse en la segunda fase y trepó hasta el tercer puesto al derrotar a Brasil en la semifinal, lo que lo deja bien parado de cara al repechaje.
 
Canadá se quedó con el quinto lugar y relegó a Uruguay, que luego de una gran primera fase, pareció quedarse sin energía.
 
El Preolímpico de Las Vegas ya es historia. EE.UU. y Argentina estarán en Pekín, mientras que Puerto Rico, Brasil y Canadá todavía sueñan. El resto de las selecciones latinoamericanas deberán aguardar al 2012.