Escrito por

Eddie Griffin: cómo truncar la carrera de una promesa.

 La NBA nunca está falta de escándalos que la salpican. Y eso que sus mandatarios ponen todo su empeño en intentar que esto no pase. Vamos a comentar la historia de un jugador con mucha proyección pero que su carrera se truncó drásticamente un 13 de marzo de 2007.

Eddie Griffin nació en 1982 en Philadelphia. Desde el principio fue un grandísimo jugador de baloncesto. En el High School algunos le comparaban con Wilt Chamberlain (ojo). No le comparaban directamente, pero dejaban caer que era el mejor jugador tras él que había salido de Philadelphia.

Sin embargo, sus primeros altercados tampoco tardaron en suceder y fue expulsado del instituto debido a una pelea, y otras muchas en las que pudo haber participado.

Tuvo problemas con las drogas, aunque en la Universidad siguió jugando a un buen nivel (17.8 puntos y 10.8 rebotes). Se presentó al draft de la NBA el año de Pau Gasol y fue elegido el número 7 por New Jersey Nets, que le traspasarían a Houston Rockets, donde cuajó dos buenas temporadas, justo antes de darse al alcohol y las drogas. Tuvo que perderse toda una temporada en rehabilitación, lo que condujo a Houston Rockets a despedirle.

Pero la carrera anómala de Eddie Griffin acababa de comenzar. Si lo del alcohol y las drogas fue malo, peor aun fue pasar 11 días en la cárcel. Su pareja le denunció por agresiones y él violó órdenes del juez que le llevaron a la trena durante ese período.

Eddie Griffin tuvo que salir de New Jersey Nets y recaló en Minesotta Timberwolves para la temporada 2004-2005. No lo hizo mal, 7.5 puntos y 6.3 rebotes, así que los Wolves le renovaron para otra temporada. Pero otra vez, los escándalos le salían al paso.

Esta noticia tuvo que darla Antoni Daimiel en un tiempo muerto a las 5 de la mañana porque, según él: “o la damos ahora, o no podemos darla en ningún momento”.

Eddie Griffin tuvo un accidente de coche e inmediatamente después entró en una tienda diciéndole al dueño del vehículo con el que chocó que estaba borracho y suplicándole que no llamara a la policía, que el le pagaría un nuevo vehículo. No tenía carnet de conducir.

¿Qué paso en el accidente? Lo que pasó fue lo siguiente. Eddie Griffin conducía mientras veía una película en el DVD de su coche. Por si fuera poco, la película era una cinta pornográfica, y el buenazo de Eddie Griffin se estaba masturbando mientras conducía. No sé si en semejante semblante pensaba que iba a llegar a su destino sin ningún accidente.

Dos años más tarde, Eddie Griffin falleció en otro accidente de tráfico, en Houston. No advirtió las señales que indicaban un paso a nivel y su coche fue arrollado por un tren que en esos momentos cruzaba la carretera. Superó la tasa de alcoholemia en la autopsia.

Imágenes: Flickr.com

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos