Escrito por

Djokovic confirma su racha ascendente (y la descendente de Federer)

Afuera Nadal a manos del francés Tsonga, parecía que no habría más sorpresas: error.

Y es que el serbio Novak Djokovic llegó a la final del Abierto de Australia dejando en el camino nada menos que al suizo Roger Federer, quien en principio era considerado el favorito para llevarse el primer Grand Slam del año.

Mediante un reñido 7-5, 6-3, 7-6 (7/5), Djokovic, con apenas 20 años llega por segunda vez a la final de un Grand Slam en su carrera, precisamente en la anterior oportunidad, en el US Open, cayó frente al suizo.

Si bien ha causado sorpresa la eliminación de Federer, los expertos auguraban que si había alguien capaz de derrotarlo sobre pista dura, precisamente se trataba del serbio.

Djokovic
lo había derrotado anteriormente el verano pasado en la final del Masters Series de Montreal.

La clave de su victoria estribó en su controlada derecha, la cual lo hizo prevalecer en el duelo desde el fondo de la pista, e imponiéndose en este sentido con 14 derechas sobre las 11 del suizo.

Su oportunismo para colocar aces (13) en pasajes clave del partido, fue también vital.

Federer exhibió cierta lentitud, con un juego corto y defensivo, y llamativos errores no forzados para alguien que se caracteriza por su prolijidad.

“Es una sensación increíble derrotar al número uno mundial, uno de los mejores que este deporte ha conocido. Estoy muy orgulloso de mí”, expresó un eufórico Djokovic.

El domingo se enfrentará con el francés Tsonga para dirimir quién es el vencedor del Abierto de Australia.

Vía: Olé

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos