Escrito por Tendenzias

Cristiano Ronaldo se convierte en un olvidado

Qué poco se habla ya de lo que iba a ser el culebrón del verano. Cristiano Ronaldo ha dejado de sonar en los medios españoles. Ahora, la actualidad del Real Madrid pasa por Robinho. Y el mercado de primera sigue moviéndose.

Robinho está que si sí que si no y no sabe si quedarse en el Real Madrid o buscar un nuevo destino. El Chelsea va por él, pero el club blanco, ante la inminente noticia de que Cristiano Ronaldo finalmente seguirá en el Manchester United, quiere retenerlo.

De hecho, ayer MARCA publicaba una exclusiva en la que Robinho renovaba por 5 años y cobraría tres millones de euros al año. En el fútbol ya saben que la crisis no se lleva. Sin embargo, hoy podemos leer en el mismo periódico que el Chelsea quiere hacerse con los serivicios del brasileño. Y es que aquí parece que nadie se entera de nada, o no se quieren enterar, porque hace muy pocos días Robinho dijo a Pedja Mijatovic, héroe de la séptima, que se quería largar del Real Madrid, club en el que este último año ha demostrado su calidad, aunque su bajón de rendimiento en la última fase de la temporada le condenó al banquillo.

Conclusión, que Robinho seguramente se quede en el Real Madrid pero hay que darle algo de bombo al asunto. El problema es que quedarse en el equipo después de todo el culebrón es contraproducente de cara a la afición, como el caso Cristiano Ronaldo. No creo que muchos del Manchester estén contentos con el portugués. Pero, oigan, es que el fútbol dejó de ser cuestión de colores hace mucho, ahora es negocio puro y duro.

Mientras tanto, la crisis directiva del Valencia, que va a acabar como el Rosario de la Aurora o, para hacernos mejor una idea, como el Atlético el año del descenso, ha dejado a jugadores de primer nivel como objetivos claros de equipos que quieren reforzarse. Es el caso del Atlético de Madrid, que quiere hacerse con los servivios de David Silva. La afición le prefiere a él a Riquelme. Villa y Joaquín también están en venta.

Y en el FC Barcelona también está la cosa patas arriba. Este verano está siendo un poco loco. El equipo le busca una salida al camerunés Eto´o, que ha recibido ofertas italianas e inglesas. Lionel Messi, que quedará solo en el tridente tras la marcha de Ronaldinho y Eto´o, se pelea con el Barcelona para acudir a los Juegos Olímpicos. El Barcelona dice que no va ni harto de vino porque los Juegos no es competición FIFA y no está obligado a acudir. La eterna historia de quién paga el sueldo. La culpa la tiene el Barcelona por dejar de lado la Liga y acabar en tercer lugar, destinado a jugarse la previa de la Champions. Ahora quieren dejar al chaval sin disputar los Juegos Olímpicos.

Cosas del fútbol.