Escrito por

Boston Celtics, campeón de la NBA 2008

Boston Celtics, el equipo más laureado de la NBA, consiguió anoche su decimoséptimo título al vencer a los Lakers 131-92.

El cambio de costa le sentó mal a los Lakers, pero no a los Celtics, que salieron a por todas y lo consiguieron. Ganaron todos los cuartos (+4, +19,+6 y +10) para sumar 39 puntos de diferencia al final, una salvajada que ha dejado a los Lakers noqueados.

Después de 22 años, los Celtics por fin vuelven a lo más alto. Larry Bird y sus compinches se han transformado en Pierce y sus compinches (no estoy comparando, no me comais) en lo más alto de la montaña de la NBA.

Kevin Garnett fue casi el mejor partido con 26 puntos y 14 rebotes. Ray Allen anotó también 26, y Paul Pierce, que ganó el MVP de las Finales, se quedó en 17. Paul Pierce es el único jugador del Big Three que estuvo la pasada campaña, cuando los Celtics consiguieron la paupérrima marca de 24 victorias. Cómo ha cambiado el cuento. Rajon Rondo, el base ya estelar de los Celtics, fue el mejor del partido. 21 puntos, 8 asistencias, 7 rebotes y 6 robos de balón.

Los Lakers nunca tuvieron opciones. No se han convertido en el primer equipo en remontar un 3-1 en unas Finales. Pero han batido otro récord, uno muy negativo. Los 39 puntos de diferencia es la mayor paliza recibida por un equipo NBA en el partido que da la victoria NBA. El anterior récord también lo poseían los Lakers, al perder ante los Celtics en 1965 por 129-96.

Kobe Bryant anotó 22 puntos. “Son la mejor defensa que he visto en los playoffs. Mi meta era ganar el anillo, no el MVP”. Pau Gasol anotó 11 puntos y capturó 8 rebotes, todos defensivos. Lamar Odom anotó 14 puntos y recogió 10 rebotes. Los Celtics les pasaron por encima.

La NBA tiene nuevo dueño.

BOSTON CELTICS CAMPEONES NBA 2008

Imagen: Nba.com