Escrito por

Bossaball, futbol, voleibol y capoeira

De auténtico espectáculo se puede catalogar este nuevo deporte que se está extendiendo como la pólvora por todas las costas españolas: el bossaball, una mezcla de fútbol, voleibol y ritmos brasileños.

¿Habéis asistido alguna vez a una exhibición de capoeira? es espectacular ver la rapidez y agilidad de movimientos con todo el cuerpo. Pues imaginad esos mismos movimientos en un deporte, el bossaball, donde se practica el fútbol al ritmo del bossa-nova, que no para de sonar durante todo el partido, pero con reglas de voleibol y chutes y chilenas a alturas estratosféricas.

Esa fue la original idea que tuvo Filip Eyckmans, su inventor, un belga que vive en Marbella, amante del voley-playa y de la música brasileira. Fue en el año 2006 cuando se dio a conocer en una gira que se realizó por las playas de Málaga (ver hoteles en Málaga) pero que ahora se ha extendido, no sólo a las playas de toda España, sino a un buen número de países. De hecho, ya existen oficialmente equipos de bossaball en 15 países, desde Brasil, cómo no, hasta Ecuador o Arabia Saudí, e incluso en otros como Holanda, ya hay equipos profesionales. En España, este pasado fin de semana se abrió el primer club de bossaball en Marbella.

Bossaball

En el bossaball lo primordial es la coordinación en los movimientos (el que ha jugado fútbol sabe que no es tan fácil coordinar los movimientos para rematar de chilena), y sobre todo, acostumbrarse a las caídas y golpes, pues los jugadores están más tiempo dando trechas en el aire que en pie. Además, estas acrobacias son más o menos seguras, dado que la cancha sobre la que se juega son colchones hinchables y camas elásticas.

Pronto podremos asistir a los primeros torneos internacionales: de momento, los primeros ya se están organizando en Brasil, Turquía, Noruega, Rumanía, Bélgica y Singapur.

Disfrutad porque… ¡ llegó el espectáculo !