Escrito por

Atlético de Madrid – Real Madrid, la historia de siempre

Los Atlético de Madrid Real Madrid se han convertido en encuentros predecibles. Al final siempre pasa lo mismo. Cambian los jugadores, los entrenadores pero no la dinámica de los partidos, para regocijo de los blancos y desconsuelo de los rojiblancos.

derbi-atletico-madrid-real-madrid

Todos los que acuden al Vicente Calderón para asistir al clásico madrileño ya saben con lo que se van a encontrar. Lo habitual es que en los primeros minutos el Atlético de Madrid reciba un gol que les ponga cuesta arriba el partido, que cometan uno o varios errores defensivos que les allanen el camino a los blancos, y con un poco de suerte que en un heroico intento de reacción de los rojiblancos pongan en aprietos a sus vecinos.

Esta historia fue la que el sábado se repitió a orillas del Manzanares. Una pérdida en el centro del campo a los cinco minutos que acabó con el balón en los pies de Kaká completamente solo en la frontal del área: 0-1. Más tarde, minuto 63 de partido, un error garrafal de Perea que se enreda con el balón al borde del área permite a Higuaín hacer el 0-3 para el Real Madrid. Y finalmente la reacción heroica liderada por Agüero con dos goles en dos minutos que sólo sirvió para maquillar el resultado y dejar en once las temporadas sin ganar al eterno rival en el Vicente Calderón. Una nueva decepción para una afición que parece destinada al sufrimiento más absoluto.

Juninho, José Mari y Lardín fueron los goleadores del derbi de la temporada 1998-99, el último saldado con triunfo rojiblanco (3-1). Demasiados años esperando un nuevo triunfo. Año tras año acumulando fracaso tras fracaso. Lo peor para los atléticos es que la habitual derrota de este año deja al equipo en puesto de descenso y con sus carencias más visibles que nunca. Defensa débil y fallona y centro del campo plano y escaso de imaginación. No lo tendrá nada fácil Quique Sánchez Flores para sacar a flote la nave colchonera.

Imagen: Marca