Escrito por

All-Star Nueva Orleans. La noche de los concursos

El sábado fue el día de los concursos del All-Star de la NBA. El concurso de triples y mates fue, sencillamente, espectacular.

dwill_300_080216.jpg

El base titular de Utah, Deron Williams, destronó a Dwayne Wade en el concurso de habilidades, el PlayStation Skills Challenge, al lograr hacerse con la victoria.

Jason Kidd y Dwayne Wade no pudieron alcanzar la final, que se jugó entre Deron Williams y Chris Paul. Deron Williams ganó al recorrer el circuito en 25.5 segundos.

Y después de actuaciones, del Hair Shootout (que ganó San Antonio), llegamos a la crème de la crème de la noche de los concursos: el concurso de triples y el de mates.

Steve Nash, Daniel Gibson, Dirk Nowtizki (sustituyéndo al lesionado Kobe Bryant), Richard Hamilton, el doble campeón Peja Stojakovic y el vigente campeón Jason Kapono midieron sus fuerzas en la cita de tiradores.

t7a.jpg

La primera ronda acabó con las eliminaciones de Steve Nash (con sus paupérrimos 9 puntos fue una total decepción en este concurso), Richard Hamilton (el menos experto de los triplistas que acudieron a la cita) y Peja Stojakovic que se quedó en 15 puntos, de los 30 posibles.

A la final pasaron Daniel Gibson con 17, Dirk Nowitzki con 17 y Jason Kapono con 20.

Tras un breve descanso, Dirk Nowitzki realizó la segunda ronda con 14 puntos y Daniel Gibson logró 17. Pero Jason Kaponó cerró todas las bocas y logró una merecida ovación cuando terminó sus carros con… ¡25 puntos! Empató la mejor marca de este concurso de Craig Hodges en 1991, revalidando así tu título.

79805681_627.jpg

Y llegamos al final de la noche. El esperado concurso de mates, con los ansiados Dwight Howard y Gerald Green, comenzaba. Primero machacaría el aro el joven Jamario Moon, de los Toronto Raptors. Jamario Moon demostró ser un auténtico Globbetrotter, cosa que Rudy Gay no pudo continuar (46 puntos para uno y 37 para otro).

Y entonces comenzaron las sorpresas. Gerald Green fue por una escalera y subió al aro un pastel con una vela encendida. Saltó y le dio tiempo a soplar la vela antes de machacar. Obtuvo 46 puntos.

Dwight Howard, que es una bestia, no se quedó atrás y destrozó el aro con un mate que le supuso la puntuación de 50, la máxima en este torneo. Poco después haría el mate más original de la noche. Se enfundó una capa de Supermán y desde un poco más cerca que la línea de tiros libres saltó, cogió la bola que le pasó un compañero, y “machacó”.

Fue el más espectacular. Recibió 50 puntos. Pero no hizo un mate. Hubo muchas quejas por ello (Jamario Moon entre otros), ya que Dwight Howard no tocó el aro con las manos, y según las reglas del concurso se debe tocar para que sea mate. De hecho hace unos años un jugador recibió una paupérrima puntuación porque golpeó el aro, el balón salió despedido y finalmente entró, convirtiéndose así en mate.

Gerald Green y Dwight Howard llegarían a una final en la que el público votaría quien sería el ganador (si hubiera participado se llevaba el concurso de calle. Hay poca imparcialidad en esta votación). Finalmente, a pesar de que Gerald Green hizo mejores mates en esta ronda final, Dwight Howard ganó gracias a los mates de la ronda preliminar.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos