Escrito por

Adiós Seattle Supersonics

Clay Bennet, actual propietario de Seattle Supersonics, se ha salido finalmente con la suya, a base de Don Dinero. Mover al equipo de Seattle a su Oklahoma natal le costará 75 millones de dólares.

espn_a_sonicssign_300

Nacieron en 1966 de la mano del empresario Sam Shulman y desde entonces se llamaron Seattle Supersonics. Numerosos grandes jugadores han pasado por la plantilla: Lenny Wilkens, Bill Russell, Paul Silas, Tom Chambers, Shawn Kemp, y el máximo referente de la última década, Gary Payton. Solamente han ganado un campeonato, en 1979, pero Seattle Supersonics ha sido una parte fundamental de la NBA hasta nuestros días.

Ahora, tras 41 años de vida, Clay Bennet se lleva la franquicia NBA a Oklahoma, dejando a la ciudad de Seattle y a sus habitantes sin equipo, a pesar de los numerosos esfuerzos que han hecho por mantener el equipo. “En un mundo perfecto Clay Bennet se iría, sin los Sonics”, dijo Steven Pyeatt, cofundador del movimiento Save Our Sonics.

El nuevo equipo de Oklahoma no se llamará Supersonics. Ese nombre, el logo y los colores de Seattle Supersonics se quedan en Seattle por si algún día volvieran a tener equipo. En total, el equipo de Oklahoma le ha costado a Clay Bennet 425 millones de dólares, de los cuales 350 fueron para comprar el equipo al dueño de Starbucks, Howard Schultz, que tristemente ve como su anterior propiedad se aleja de la ciudad.

La ciudad de Seattle no quedará huérfana del todo. Además de mantener los derechos sobre el nombre, logo y colores de los Sonics, también tendrán en un museo de la ciudad los trofeos y las camisetas retiradas a sus jugadores. Aunque realmente pertenecerán a Oklahoma, sólo podrán tener réplicas.

Imagen y Fuente: Espn.com

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos